ANTORCHA
UN MENSAJE CRISTIANO Y ECUMENICO.....

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Septiembre 2017    
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (224) Sindicar categoría
Derechos Humanos (35) Sindicar categoría
Diálogo interreligioso (7) Sindicar categoría
Familia y Sociedad (223) Sindicar categoría
Archivo
Septiembre 2017 (22)
Agosto 2017 (29)
Julio 2017 (30)
Junio 2017 (26)
Mayo 2017 (18)
Abril 2017 (15)
Marzo 2017 (27)
Febrero 2017 (26)
Enero 2017 (28)
Diciembre 2016 (31)
Noviembre 2016 (32)
Octubre 2016 (19)
Julio 2012 (2)
Mayo 2012 (2)
Marzo 2012 (1)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (1)
Diciembre 2011 (1)
Octubre 2011 (1)
Septiembre 2011 (3)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (3)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (4)
Marzo 2011 (2)
Febrero 2011 (4)
Enero 2011 (5)
Diciembre 2010 (3)
Noviembre 2010 (4)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (4)
Agosto 2010 (4)
Julio 2010 (3)
Junio 2010 (4)
Mayo 2010 (5)
Abril 2010 (5)
Marzo 2010 (4)
Febrero 2010 (4)
Enero 2010 (4)
Diciembre 2009 (6)
Noviembre 2009 (7)
Octubre 2009 (11)
Septiembre 2009 (15)
Agosto 2009 (19)
Abril 2009 (3)
Marzo 2009 (1)
Febrero 2009 (1)
Enero 2009 (6)
Diciembre 2008 (2)
Noviembre 2008 (5)
Octubre 2008 (4)
Septiembre 2008 (4)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (4)
Junio 2008 (4)
Mayo 2008 (6)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Blog DE FREDY
eGrupos
EL HERALDO
EL NUEVO RINCON DE FREDY
LA VIDA POSITIVA
MERCABÁ
MIRA VOS - VIDEOS
NOTICIAS DE LA NASA
Padre MARIO
PARA REFLEXIONAR
SAN ROQUE RCC - Mensajeros de la Paz
ZoomBlog
 

Familia y Sociedad


El deber que tiene toda la familia humana de ayudar

La familia esta llamada a la acción


Por: Fernando de Navascués | Fuente: www.somosrc.mx



No seré yo quien reinterprete el Evangelio, y le dé la vuelta a lo que verdaderamente Cristo quiso decir cuando dijo lo que dijo… Pero aquella frase suya en la casa de Simón, el leproso, de que: “pobres tendréis siempre con vosotros, pero a mí no me tendréis siempre” (Mt 26, 11) no quiere decir, ni por asomo, que debamos acostumbrarnos a tener pobres a nuestro alrededor.

Que los pobres vayan a estar ahí, no quiere decir que debamos desentendernos de ellos. Todo lo contrario, siempre los tendremos para dedicarnos a ellos y, a la vez, recordarnos lo mucho que Dios nos ha dado, quizá inmerecidamente, y que existe una “hipoteca social de los bienes”, como afirmaba san Juan Pablo II.

Esto sale a colación por la apertura de la 40ª conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, la FAO, que tuvo lugar el pasado 3 de julio. Para la ocasión, el Papa Francisco ha escrito un discurso en el que ha dejado unas perlas que muestran su compromiso real con los más desfavorecidos, y en el que agita la conciencia social adormecida o muerta de muchos otros.

Eliminar el hambre

Pero antes de hablar de sus palabras, recordemos que en 2012, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, señalaba el camino para conseguir un “hambre cero”. Una ruta que debe comprometer a todos, y que se basa en cinco pilares fundamentales:

    Que el 100% de las personas puedan acceder a los alimentos adecuados durante todo el año.

    Acabar con el retraso del crecimiento en niños menores de 2 años.
    Que todos los sistemas alimentarios sean sostenibles.
    Duplicar la productividad e ingresos de los pequeños agricultores.
    Reducir el desperdicio de comida y las pérdidas que se dan después de las cosechas.

El hambre y el egoísmo humano

Con ese fondo, en su discurso de apertura de la reunión de la FAO, el Papa Francisco atribuyó el hambre en el mundo a “la falta de una cultura de la solidaridad”, a “la inercia de muchos” y al “egoísmo de unos pocos”.

El hambre no se va con intenciones “sino que es necesario reconocer que todos tienen derecho” a los alimentos. El hambre y la malnutrición “no son solamente fenómenos naturales o estructurales de determinadas áreas geográficas, sino que son el resultado de una más compleja condición de subdesarrollo, causada por la inercia de muchos o por el egoísmo de unos pocos”.

Las guerras, el terrorismo y los desplazamientos forzados de personas no son “fruto de la fatalidad”, sino más bien “consecuencia de decisiones concretas”.

Igualmente criticó la cada vez más escasa ayuda a los países pobres, a pesar de los “reiterados llamamientos de crisis cada vez más destructores” que suceden en el mundo.

Llamados a la acción

Además, el Papa insistió en “el deber que tiene toda la familia humana de ayudar de forma concreta a los necesitados”. “Solo un esfuerzo de auténtica solidaridad será capaz de eliminar el número de personas malnutridas y privadas de lo necesario para vivir”.

Y es aquí donde entramos nosotros. En el esfuerzo real, en el compromiso personal y apostólico, y en el cambio de mirada: que allí donde vemos a los pobres que siempre estarán entre nosotros, podamos ver personas reales, con nombre y apellido, y a los que mi acción directa puede ayudarles a salir de su hambre, de su desnutrición, de su falta de oportunidades por no haber recibido una alimentación adecuada…

Sabemos de qué hablamos. No dejemos solo al Papa.

 

Publicado por ALFRE306 el 22 de Septiembre, 2017, 10:40 | Comentar | Referencias (0)

¿Cómo se hace para amar?

El amor de que nos habla la Biblia no se concentra en lo que yo siento sino en lo que la otra persona necesita


Por: Fray Nelson Medina, OP | Fuente: fraynelson.com



Pregunta:

¿Còmo se hace para amar? Si uno se reconoce imposibilitado y ademàs de eso no logra atisbar en el otro (cualquier humano) algún indicio de que es amable. Còmo es que se tiene el deseo de amar sabièndose incapacitado. No sè si me hago entender. --LV

Respuesta:

Si entendemos el amor como sentimiento agradable que nos hace disfrutar de la presencia de otra persona, ese tipo de amor no tiene uno cómo producirlo de la nada. Ese tipo de amor podemos decir que depende de su "objetivo" o "meta," o sea, depende de que la persona a que se dirige sea "amable." Observemos que la palabra "amable" tiene la misma estructura de palabras como "pensable," "dibujable," "construíble" y las de ese género. Todas esas palabras indican algo que se puede hacer. "Amable" quiere decir entonces: alguien a quien se puede amar; y la idea va más allá: que no sólo se puede amar sino que invita a ser amado.

Entendemos entonces que el amor-sentimiento depende de lo que uno vaya a amar y por consiguiente es en la práctica imposible hacerlo surgir. Es como si a uno le dijeran: "Tiene que enamorarse de tal persona, y además tener detalles de amor y ternura con ella."

La Biblia tiene un enfoque diferente, en tres aspectos:

1) El amor de que nos habla la Biblia sólo existe en aquellos que se han descubierto amados, intensa, infinitamente amados por Dios. La fuente no está en el ser humano porque el ser humano básicamente responde a estímulos, como hemos visto con el amor-sentimiento. "En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que fuera ofrecido como sacrificio por el perdón de nuestros pecados" (1 Juan 4,10). Por ello mismo, el modelo de amor, según la Biblia, no implica reciprocidad ni mérito. Cristo nos llama a amar de esa manera: "...para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos." (Mateo 5,45)

(2) La expresión máxima del amor no está en las palabras o las caricias sino en buscar con toda fuerza el bien de la persona amada, hasta entregar la propia vida si es necesario. "No hay un amor más grande que el dar la vida por los amigos [que debiera mejor traducirse: los que uno ama, con amor como el de Cristo]" (Juan 15,13). El amor "bíblico" se concentra en las obras, en el bien que es posible y apropiado hacer en favor de la persona amada. Por eso Cristo nos dice: "Amad a vuestros enemigos" (Mateo 5,44). Claramente al mandarnos que amemos así, Cristo no nos está diciendo: "Sentid cosas bonitas por los que os tratan mal;" ese amor más bien es: "Haced el bien posible y apropiado por aquellos que lo necesiten, incluso si son vuestros enemigos."

(3) El amor de que nos habla la Biblia no se concentra en lo que yo siento sino en lo que la otra persona necesita. Por eso Cristo, cuando le preguntan, ¿quién es mi prójimo?, o sea, ¿Quién es ese al que se supone que debo amar?, responde con la historia de una persona en grave necesidad. Es lo que está en la parábola del buen samaritano (Lucas 10,25-37). Este aspecto del amor, según la Biblia, implica que amar no necesariamente significa complacer. En muchas circunstancias amar puede implicar contradecir, corregir, oponerse o denunciar; porque uno lo que está buscando es el bien necesario a la otra persona, incluso si ella no lo conoce o no lo desea. Es como cuando la mamá pide que sea vacunado su bebé aunque el bebé llore un poco.

Ese tipo de amor, que hemos llamado "bíblico", ¿es posible? Por supuesto, si recordamos el orden de los puntos expuestos: empezar por la experiencia del amor de ese Dios que nos ha creado, perdonado, ungido y que nos llama a la plena comunión de vida y gozo en Él. Por eso nos dice San Juan: "Esta vida se manifestó. Nosotros la hemos visto y damos testimonio de ella, y les anunciamos a ustedes la vida eterna que estaba con el Padre y que se nos ha manifestado. Les anunciamos lo que hemos visto y oído, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo." (1 Juan 1,2-3).

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos: Casa Para Tu Fe Católica (Fr. Nelson)

 



Publicado por ALFRE306 el 19 de Septiembre, 2017, 11:30 | Referencias (0)

Dime quién eres y te diré cómo te valoras

El hombre no debe medirse por lo que tiene sino por lo que es. La persona es más importante a los ojos de Dios que el oro.


Por: P. Dennis Doren, L.C. | Fuente: www.somosrc.mx



"Los derechos y la dignidad del hombre están fundamentados en última instancia en Dios creador, que nos ha hecho a su imagen y semejanza y que ha dado a cada uno la inteligencia y la libertad.  Si el hombre prescinde de este modo de fundamentar su vida, la dignidad y los derechos del hombre se debilitan, pues pierden su fundamento sólido".

Vivimos en una sociedad de consumo, relativista, convenenciera, que camina según sus caprichos, gusto e intereses. Aceptar esta jerarquía de valores nos obliga a buscar en todo momento el poseer como única meta de la vida. El hombre no debe medirse por lo que tiene sino por lo que es. La persona es más importante a los ojos de Dios que el oro.


Lo que da valor al hombre es haber sido creado a imagen y semejanza de Dios. El creador ha dado capacidad a los mortales de conocer el bien y amarlo. La persona es feliz cuando ama y es amado porque “el hombre no puede vivir sin amor. El permanece para sí mismo un ser incomprensible, su vida está privada de sentido si no se le revela el amor, si no se encuentra con el amor, si no lo experimenta y lo hace propio, si no participa en él vivamente” (Redemptor hominis, 10).

¿Cómo te defines? , Esta ha sido la pregunta de los filósofos durante miles de años. La respuesta es vital, porqué los seres humanos tenemos una necesidad básica de comportarnos según la opinión que tengamos de nosotros mismos, por eso dime como te valoras y te diré quien eres.

Les voy a contar un cuento. Había un alacrán que debía cruzar un río, pero como los arácnidos no saben nadar, se le acercó a una rana y le propuso: “Tú que sabes nadar muy bien, ¿Me puedes llevar al otro lado? El batracio lo miró con recelo.” ¡Jamás! Los alacranes pican a las ranas, no me voy a exponer a un peligro letal”. El alacrán argumento: “¿Cómo crees que te voy a picar en medio del río? si fuera así, tú morirías y yo también porque no sé nadar. Prometo no lastimarte y estar eternamente agradecido.”



Después de meditarlo un poco, la rana aceptó la petición del alacrán permitiéndole subir a su espalda mientras avanzaba por el agua. Pero exactamente a la mitad del trayecto, sintió un piquete en el cuello y gritó: “¿Qué has hecho? ¡Me picaste, ahora los dos moriremos! Él tranquilamente le contestó: “Yo soy un alacrán, y esto es lo que hacen los de mi especie, pican a las ranas.”

El hombre es el centro de todo lo creado y la creatura más amada por Dios; tanto amó Dios al hombre que hasta él mismo quiso hacerse hombre. “El Hijo de Dios con su encarnación se ha unido en cierto modo con todo hombre. Trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre” (Gaudium et spes, 22).

“Hoy, con mucha frecuencia, el hombre no sabe qué lleva dentro, en la profundidad de su espíritu, de su corazón. Muchas veces se siente incierto sobre el sentido de su vida en esta tierra. Está dominado por la duda, que se convierte en desesperación. El hombre ha perdido su definición, y la perderá, siempre que saque a Dios de en medio… El alacrán tenía su identidad y la tenía clara, hoy el hombre está incierto y confuso; de ahí ese espectáculo triste que nos toca ver de muertes e violaciones a los derechos de las personas. Nosotros como cristianos tenemos el deber de llevar al mundo la antorcha de la dignidad, es decir, la luz de la vida, que Cristo ha depositado en nuestras manos.

Publicado por ALFRE306 el 18 de Septiembre, 2017, 10:26 | Referencias (0)

El Negocio más importante son los hijos

La Iglesia ofrece un tesoro de respuestas escondidas, que pueden convertirse en luces que guíen nuestra existencia


Por: Mons. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei | Fuente: www.opusdei.es



"Un padre ausente, más interesado en la propia carrera que en los hijos, deja de constituir un punto firme de referencia. Asimismo, la relación con una madre ausente acaba siendo, de hecho, una relación prescindible, por más que en el fondo del corazón se considere siempre necesaria".

Desde la antigüedad clásica, se ha dado siempre una especie de dicotomía entre la gran historia y la pequeña historia, entre lo extraordinario y lo cotidiano. Por un lado estaban las grandes gestas —reales o imaginarias— de los reyes y de los héroes; por otra, la tarea habitual, a menudo fatigosa, que llenaba la mayor parte de las horas de la gente normal, con la que debía sustentar a su familia.

También en países cristianos, era habitual pensar en el trabajo como un castigo de Dios. Se recordaba fácilmente que, al expulsar del jardín del Edén a nuestros primeros padres, después del pecado original, Yahveh les había dicho: "Comerás el pan con el sudor de tu frente"; y se olvidaba, en cambio, el mandato divino, cuando el Señor indicó al hombre y a la mujer, hechos a su imagen y semejanza: "Creced, multiplicaos, llenad la tierra y sometedla...".

Durante siglos, el trabajo —sobre todo el manual, pero no sólo éste— fue considerado como una realidad carente de dignidad, de la que se libraba quien podía, por su fortuna, por su nacimiento, por su posición social. Hoy, lo que lesiona la dignidad humana no es el trabajo, sino su contrario, el desempleo. En este sentido, el cambio de perspectiva ha tenido un lado positivo. La doctrina social de la Iglesia, comenzando por las enseñanzas de los Pontífices del siglo XIX, no ha sido ajena a esa transformación.

También han influido la vida y los escritos de autores espirituales, que encuentran un interesante punto de intersección con la doctrina social de la Iglesia. Sobre este tema han tratado varios autores del siglo XX, y de modo especialmente significativo San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Comentando el mandato divino a Adán de laborar la tierra, afirmaba que el trabajo es algo digno y santo, «un medio necesario que Dios nos confía aquí en la tierra, dilatando nuestros días y haciéndonos partícipes de su poder creador, para que ganemos el sustento y simultáneamente recojamos "frutos para la vida eterna" (Jn 4, 36)» (Amigos de Dios, 57).

Gracias al cambio de valoración madurado en el último siglo, las tareas profesionales se han reconocido como una actividad ordinaria que no rebaja la dignidad humana. Pero, por desgracia, la dedicación a esas ocupaciones supone para muchos la nueva dimensión de lo extraordinario, lo que permite evadirse de la vida corriente. El éxito profesional a toda costa ocupa el centro del nuevo escenario, donde la épica —los sueños de grandes logros—, es lo que importa; y la ética —la valoración humana y sobrenatural de las circunstancias comunes— pasa frecuentemente a un segundo plano.

La vida ordinaria ha quedado reducida hoy, en la práctica, a la vida doméstica: la familia se nos presenta, por tanto, como la moderna cenicienta, la gran perdedora de esta fiebre laboral. Resulta evidente, en efecto, que una cultura caracterizada por trabajadores "stajanovistas", por padres y madres ausentes del hogar, repercute de manera muy negativa sobre la familia.

Por desgracia, a veces, hoy resulta más fácil romper un matrimonio que romper un contrato profesional. Pero no es éste el único bien que la desmesura laboral pone en peligro. Ante el desbordante incremento de la violencia juvenil, por ejemplo, crece el número de los que sospechan que las causas del fenómeno tienen que ver con esta inversión de valores, con el predominio del frenesí productivo, que lleva al abandono de la fuerza agregativa de la familia.

Un padre ausente, más interesado en la propia carrera que en los hijos, deja de constituir un punto firme de referencia. Asimismo, la relación con una madre ausente acaba siendo, de hecho, una relación prescindible, por más que en el fondo del corazón se considere siempre necesaria. Una escuela, por último, que sacrifica la auténtica formación humana de los alumnos a criterios de eficiencia, no ayuda a los jóvenes a dar un cauce sereno, una forma elaborada, a los impulsos de su sensibilidad. Cuando Juan Pablo II hablaba del "evangelio del trabajo", nos descubría que las actividades laborales contienen un horizonte sobrenatural esperanzador. Realizada con sentido cristiano, esa tarea se convierte en una fuente de humanización para las familias, para las empresas, para la sociedad entera.

«El "negocio" más importante son los hijos», dijo en una ocasión San Josemaría Escrivá a un empresario, para disuadirlo de una excesiva dedicación al trabajo a expensas de la familia.

San Josemaría Escrivá falleció en 1975. Hoy su mensaje nos llena nuevamente de esperanza. En el mundo actual, que lanza al hombre una continua batería de preguntas, en permanente búsqueda de sentido, el mensaje de San Josemaría nos recuerda que la Iglesia está viva. La Iglesia ofrece un tesoro de respuestas escondidas, que pueden convertirse en luces que guíen nuestra existencia.

Publicado por ALFRE306 el 15 de Septiembre, 2017, 11:36 | Referencias (0)

¿Cómo llevarte bien con tu familia política?

Te damos algunos tips para mejorar la relación con la familia polítíca


Por: Lucía Legorreta de Cervantes |



Cuando una persona toma la decisión de compartir su vida en pareja, no sólo lo hace con el ser amado. Quiérase o no, también la relación incluirá a la familia política.

Convivir con estos familiares es inevitable y, en gran medida, la buena o mala relación con ellos, determinará el rumbo de la pareja. Esto incluye el trato con suegros, suegras, cuñados e incluso tíos y tías.

A veces estos familiares pueden contribuir a terminar una relación en su afán por consolidarla, pero con los métodos equivocados.

Establecer, por ejemplo, esas famosas tradicionales reuniones “en casa de mis papás”, como si fueran una obligación ineludible, es bastante serio y atenta contra la flexibilidad y la espontaneidad de la relación de pareja. Pero, sobre todo, atenta contra la posibilidad de construir un modo de comunicación único e intransferible que le sirve a una pareja y nada más. Empiezan las tensiones, porque la hija o hijo político se siente obligado, más que inclinado a ir y, por lo tanto, no va a gusto.

Otras prácticas que desembocan en conflictos seguros son:
- Pedir prestado dinero.
- Demostrar a los suegros falta de apoyo por parte de la pareja (“él o ella no me entiende ni me apoya”).
- Cuando los suegros tratan de resolver los conflictos de la pareja.
- En la pareja, comparar a la esposa con la madre.
- Delegar a los suegros el papel de educadores de los hijos (es algo que está sucediendo mucho en México).
Comparto contigo algunas reglas que pueden ayudarte:
- Quiere a tus suegros, pero recuerda que no son tus padres. No los uses como confidentes hablándoles mal de tu marido o esposa, ni les llames para quejarte, llorar o reclamar cuando él o ella se porta mal. No es un niño o niña chiquita.
- Ten atenciones para con ellos y procura siempre recordar los cumpleaños y fechas importantes para felicitarlos o tener algún buen detalle.
- Si tu pareja está alejada de ellos, incentiva su reconciliación o acercamiento.
- No andes con chismes; la discreción es una virtud que no debes olvidar.
- No acuses a tu suegra con tu marido o con tu esposa. Si tienes alguna diferencia con ella, es mejor aclararla de manera diplomática.
- Comídete cuando vayas a casa de ellos. No se trata de que seas servil o te humilles, sino que ayudes y te solidarices en tareas sencillas como recoger la vajilla, lavar algún traste o poner la mesa.
- Si tienes hijos, jamás les hables mal de sus abuelos paternos o maternos.
- Nunca te pelees ni faltes el respeto a tu suegra o suegro. Recuerda que es la mamá o el papá de tu cónyuge y que también los quiere. Si la relación es insoportable, antes de perder el estilo, mejor aléjate.
- Las diferencias entre tu cónyuge y tú sólo competen a ustedes, no hagan escenitas frente a los familiares.




El padre, la madre y los hermanos de la pareja nunca van a dejar de serlo, y como tal hay que asumirlo. La realidad en nuestro país demuestra que uno de los principales motivos de consulta psicológica es precisamente los conflictos de pareja, y un aspecto que lo provoca es una mala relación con los familiares políticos.


El “estudio sobre el origen de los conflictos en la familia política” realizado en el 2011 por el Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social arrojó que en el caso de las mujeres la relación más conflictiva no es, como pudiera pensarse, con la suegra, sino con los cuñados. En cambio, en los varones la interacción más problemática sí es con la suegra, seguida por su padre político.


Debemos aceptar esta realidad, tener una relación sana con ellos es sinónimo de salud emocional, que seguramente robustecerá la vida en pareja.


Los roles adecuados serían los siguientes:


- Que los suegros respeten el espacio de la pareja.
- Mostrar independencia económica y emocional.
- Tener una vida afectiva satisfactoria.
- Que los suegros respeten las decisiones de pareja y resuelvan solos sus conflictos.
- Que la pareja asuma su rol de padres cuidando a sus hijos.


Recuerda: Al casarte con alguien, también lo haces con la familia. Por el bien de tu matrimonio y de tus hijos, busca unir y no separar, y estoy segura vivirán más tranquilos y felices.

 

Publicado por ALFRE306 el 14 de Septiembre, 2017, 11:18 | Referencias (0)

El hombre no puede ser feliz sin una familia

Desde el fondo de la historia que la familia existe.


Por: Salvador Casadevall | Fuente: Catholic.net



Hablar de las crisis de la familia en el mundo de hoy no es ninguna novedad.
Hasta hay películas que se ocupan de ello; entonces quiere decir que esa crisis existe realmente y es profunda.

Esta crisis afecta el modo de vivir, afecta los lazos sobre los que se fundó gran parte de la vida y la historia de generaciones de hombres.

Desde el fondo de la historia que la familia existe.
Nació antes que nacieran los Estados o Naciones.
La familia nació como un modelo de vida, para bien o para mal.
La familia es el primer lugar que el hombre conoce, es allí donde aprende sus primeros conocimientos.

Todas las modalidades y contradicciones con que el mundo basa su forma de vivir, tienen su origen y empezaron en una familia.

En la familia, el amor demuestra, sobre todo, su capacidad de perpetuarse y de incidir de manera decisiva sobre la realidad.

Si la familia se acabara, con ella se acabaría una parte esencial de nuestro modo de ser, de nuestra forma de vivir o convivir, de amar y de sobrevivir.

Si la familia llegara a desaparecer y ya nadie se acordara de su existencia, el mismo mundo la volvería a inventar.
El hombre no puede ser feliz sin familia.
Y no existe el hombre que no quiera ser feliz.

Por eso el mundo todo, la volvería a inventar.

La familia siempre ha sido un signo significativo de la transmisión de valores.
Esos valores consisten en la transmisión y continuidad del amor conyugal, del amor fraterno, del amor de un padre y de una madre, que trasciende a la familia misma y que hace que lo sintamos en nosotros mismos, por lejos que estemos del hogar.

Está claro que la familia no ha sido siempre un modelo de armonía, un modelo de amor y concordia.
A menudo, ha sido más bien un espacio de atropellos, violencias y desgracias.

Todo esto desconcierta a muchos.
Algunos rechazan el verdadero y único modelo de familia y se van a vivir "en pareja", como se dice ahora.
Se encuentran sus cuerpos y frecuentemente no se encuentran sus almas.
Y al no encontrarse sus almas, su relación se va diluyendo con el tiempo y como consecuencia de ello, terminan también no encontrando sentido el que sus cuerpos se sigan encontrando.
Evidentemente esas parejas no logran liberarse del modelo de familia como unión social fundamental.

El Señor está cerca de quien tiene el corazón herido (Salmo 34,19)
¡La opción de interrumpir la vida matrimonial no puede ser nunca considerada una decisión fácil y sin dolor!
Cuando dos esposos se dejan, llevan en el corazón una herida que marca, más o menos pesadamente, su vida, la de sus hijos y de todos los que aman (padres, hermanos, parientes, amigos)l.

Cuando Jesús afirma que el vínculo matrimonial entre un hombre y una mujer es indisoluble. (Mateo 19,1-12). ¿Por qué lo hace? Porque sabe el dolor que causa la destrucción de un unión que nació por el amor mutuo y que su destrucción afectará la continuidad de la vida que son sus hijos.

"Todo lo que no era más que molestia en el matrimonio indisoluble, se transforma en algo insoportable en el matrimonio que puede ser disuelto" (De Bonald).

El primero y el más fundamental de los derechos del niño es el de tener una familia, el de tener un padre y una madre que le aseguren una existencia de acuerdo a la dignidad humana. El niño necesita ver que sus padres lo aman y se aman.
Por eso, eliminar la función de la unión conyugal y conservar el placer es un desorden biológico y una depravación moral.

La familia es el único lugar en el que puede educarse a un niño.
Y ese niño necesita de la estabilidad y de tiempo vivido en unión estable, y de tiempo suficiente para que él sienta que se ocupan de él.

El niño necesita de la fidelidad mutua de los que le dieron la vida; vida que es consecuencia de actos responsables que llevan a la continuidad y perduración de la vida.

Mientras tanto, sería bueno seguir pensando, sintiendo, que la vida del hombre consiste esencialmente en nacer, casarse, ser padres, abuelos y hasta algunos bisabuelos y morirse
Los años no vienen, sino que se van. Y si se van gozando de vivir plenamente el ciclo, el morirse es una separación con aroma de eternidad.

Y eso sigue sucediendo y deberá seguir sucediendo, para bien de la humanidad, en una familia.

 

Publicado por ALFRE306 el 12 de Septiembre, 2017, 13:35 | Referencias (0)

¡Cuidado con estas páginas proselitistas de sectas!

Buscan captar adeptos a través de estos medios


Por: Yasmin Oré y Jesús Urones | Fuente: Religión en Libertad



Hoy les traemos una lista de algunas páginas religiosas que están circulando por las redes sociales y pueden ser confundidas fácilmente como cristianas católicas. Sin embargo, pertenecen a sectas como los mormones o de algunos grupos evangélicos que también buscan captar adeptos a través de estos medios. Esto es, usando videos, imágenes, frases motivadoras, mensajes, escrituras, etc., de una manera muy atractiva para así confundir o inyectar sus desviadas doctrinas.

Mensajes LDS/SUD (Facebook)
https://www.facebook.com/misMensajesLdsSud/

Esta página pertenece a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días o también llamados mormones. He notado que varias páginas de ellos casi no suelen identificarse como mormones para así no ser relacionados y poder ganar seguidores fácilmente, en su lugar utilizan la sigla SUD (santos de los últimos días). Muchos de los que comparten sus materiales (entre ellos algunos de nuestra iglesia) no se dan cuenta que se trata de los mormones y en más de una ocasión han compartido enseñanzas de sus profetas actuales confundiéndolos como católicos. Por eso, es bueno cerciorarse consultando en google antes de compartir un mensaje para ver si se trata de un santo o personaje católico pues nos podemos llevar más de una sorpresa.

Livingscriptures (Aplicación celular e Instagram)
https://www.livingscriptures.com/

Es una página en inglés que pertenece a una tienda de escrituras mormonas ubicada en Utah, Estados unidos. Me topé con esta página hace unos días porque se publicitaba en la red social Instagram y me llamo la atención pues ofrecían descargarse biblias animadas para niños a sólo 1 dólar. Cuál fue mi sorpresa que al darle clic me llevaba a una página que ofrecía muchas escrituras aparte de la Biblia como el Libro de Mormón y revelaciones de profetas modernos. Todo con una atractiva animación estilo Disney para que así más de un padre de familia pudiera animarse a descargárselo para su celular y enseñárselo a sus hijos. Les recomiendo investigar antes de descargarse una aplicación de biblias y que realmente sean católicas pues no dudo que también los Testigos de jehová quieran copiarse la iniciativa. También ya existen aplicaciones de biblias protestantes.

Diario Cristiano Web (Facebook)

https://www.facebook.com/diariocristiano.web/

Esta página evangélica que cuenta con más de 300 mil seguidores  es muy circulada por las redes sociales no sólo con noticias de corte protestante sino también sensacionalista anticatólico con críticas hacia el Papa y hacia  nuestras doctrinas no compartidas por ellos. El problema radica en que lo hacen sin un ápice de caridad y desde un juicio personal no desde un estudio teológico serio. Os aconsejo no seguir esta página salvo sea con fines investigativos y mucho menos compartir sus artículos pues no son escritos bajo una perspectiva cristiana católica.

Bethel Televisión (Facebook)
https://www.facebook.com/betheltv/

Es una página que publicita al canal Bethel que pertenece al Movimiento Misionero Mundial, una denominación de corte pentecostal bastante proselitista y que suele compartir muchos videos con mensajes “cristianos” y lo pongo entre comillas pues no todos los que promueven lo son, pues ellos creen además en el rapto, el pentecostalismo, la teología de la prosperidad, las prohibiciones inútiles, etc. y en más de un video lo han reflejado.

CristiaNetas
https://www.facebook.com/CristiaNetas/

Es una página evangélica no denominacional pues no pertenece a una iglesia específica. Comparten material “cristiano” diverso incluso valiéndose de algunos recursos adventistas. Esta página es muy compartida por católicos pues es aparentemente bastante ecuménica ya que no critica directamente a ningún líder o doctrina de nuestra iglesia como el caso de Diario Cristiano Web. Sin embargo, al analizar bien varios de sus videos o publicaciones nos damos cuenta que intentan contagiar su doctrina pues muchas enseñanzas y escrituras bíblicas están interpretadas a la luz del evangelio protestante.

Jorge Cota
https://www.facebook.com/masdelavida/

Página del motivador evangélico Jorge Cota donde comparte videos y frases de autosuperación al estilo Paulo Coelho pero con transfondo cristiano protestante. Una vez más aquí el problema de compartir interpretaciones teológicas que no sean católicas pues al leerlas nos vamos formando un evangelio distinto y facilista. Frases peligrosas como "Dios no es religión sino relación" o "Yo declaro o decreto" no forman parte del depósito de nuestra fe. Así que tengamos cuidado cuando elijamos a quien seguir o darle like. En su lugar os recomiendo seguir a Sacerdotes, teólogos o predicadores de nuestra iglesia y aprenderemos una sana y correcta doctrina.

Dios les bendiga.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos: ReligionEnLibertad.com

Publicado por ALFRE306 el 10 de Septiembre, 2017, 12:41 | Referencias (0)

¿Queremos seguirle?

No sólo queremos seguir a Jesús, estamos dispuestos.


Por: María Luisa Martínez Robles | Fuente: Catholic.net



No es fácil, nos van a tachar de raros, anticuados y retrógrados. Él nos lo advirtió por eso no nos pilla de sorpresa, además no nos importa. Si ser raro es mantener unos ideales de los que estamos convencidos como,es ir a Misa los domingos y comulgar, ayudar a los demás, no pensar nada más que en nuestro propio beneficio, lo admitimos, somos raros.


Si estar anticuado es escuchar, ayudar a nuestros padres, esforzarnos en el trabajo o en el estudio, no despilfarrar, no emborracharnos ni drogarnos, sí estamos anticuados.
Ser retrogrado significa: adjetivo/nombre masculino y femenino


Que es partidario de ideas o instituciones políticas o sociales propias de tiempos pasados. Lo somos si consideramos que nuestros ideales han cumplido  veintiún siglos, adaptándolos  a la vida actual.

Yo diría que somos inteligentes porque:
Respetamos los ideales de los demás.
No les imponemos los nuestros.
No nos dejamos llevar por la multitud.
Valoramos el esfuerzo, la constancia, la honestidad, la prudencia, la justicia.


A pesar de todo ello tenemos muy claro que es el único y el mejor camino es seguir a Jesús.
Para ello nos comprometemos a una tarea nada fácil.
Nos dice el Evangelio que se nos conocerá por nuestras obras. Que somos la sal de la tierra y la luz del mundo.

¿Cómo vamos a conseguir algo tan especial? San Agustín decía " dame fuerzas para lo que me pidas y pídeme lo que quieras" le pediremos ante todo que nos ilumine.


Luego cada día al levantarnos haremos lo que tengamos que hacer lo mejor que sepamos sin escatimar esfuerzo, sin egoísmo. Al acostarnos reflexionemos en lo que hemos fallado. Al día siguiente de nuevo, con ímpetu, empecemos el día como si fuese el último, con afán de superación.


Implicarnos en demostrar que somos cristianos no significa irnos a las misiones, no se nos pide grandes hazañas. Santa Teresa del Niño Jesús no salió del convento y es patrona de las Misiones.


Nosotros podemos seguir a Jesús desde nuestro trabajo, desde nuestra clase, en la familia y con los amigos.


Tampoco tenemos que hacer discursos teológicos o pasarnos el día rezando. Podemos decir una palabra amable a alguien que lo necesita, acariciar a nuestra madre o telefonear al abuelo, escuchar a un amigo.

En pocas palabras ver a Dios en los demás.

Publicado por ALFRE306 el 9 de Septiembre, 2017, 11:35 | Referencias (0)

Huele a noticia falsa

Cómo identificar una noticia falsa: 6 tips para darnos cuenta


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Las noticias falsas giran con velocidad sorprendente. Como también es sorprendente la cantidad de personas y sitios de internet que se las creen.

En el momento de la emoción, no resulta fácil distinguir entre lo falso y lo verdadero.

"Un coche con un terrorista mató a tres personas". A las pocas horas sabemos que el conductor era un pobre borracho...

"Cientos de cristianos asesinados y quemados en tal lugar". Una foto terrible acompaña el dato y le da más realismo. Los "expertos" saben que la foto se refiere a un grave incendio de hace años y no a asesinatos.

"Un falso inválido finge curación en Lourdes y luego sufre un accidente de verdad". Incluso se dan nombre y apellido del farsante. Y muchos siguen creyendo una noticia inventada sin ningún fundamento.



Un poco de prudencia permite descubrir síntomas de falsedad en noticias que no lo son por carecer completamente de credibilidad. Aquí se enumeran algunos.

Primero, una noticia falsa gira normalmente sin firma periodística que la apoye o con una firma poco identificable.

Segundo, una noticia falsa omite con frecuencia nombres y queda en vaguedades.

Tercero, una noticia falsa suele no tener fecha. Por ejemplo, "la policía entró en tal sitio y encontró a tal persona", pero la fecha no aparece por ningún lado.

Cuarto, una noticia falsa oculta a los "informantes". Ciertamente, el periodista serio puede tener motivos para omitir quién le facilitó los datos, pero como es obvio en la noticia falsa esta omisión es obligatoria.

Quinto, una noticia falsa puede girar con diferentes versiones. Unos indican 3 muertos, otros 5, otros 8. Algunos añaden nuevos detalles para enriquecer el conjunto...

Sexto, una noticia falsa puede estar avalada con nombres y apellidos de importantes autoridades políticas y militares. Es algo típico para justificar sanciones o ataques a países o personas. Basta con recordar la "historia" de las armas químicas en Irak...

Hay más señales o indicadores. Lo importante es tener un sano sentido crítico cuando empieza a girar el último escándalo de un político, artista, jugador de fútbol o empresario, o una noticia alarmante sobre robos de riñones en jóvenes drogados durante una fiesta...

Aparece en mi pantalla una información "explosiva". Sí, huele a noticia falsa. Quizá al final descubra que era verdadera. Pero, mientras, un poco de cautela y una primera investigación sobre el origen de esa "noticia" me ayudará a evitar errores, a evaluar mejor este caso y, sobre todo, a dar preferencia a tantas noticias verdaderas y seguras que merecen atención y seguimiento.

Publicado por ALFRE306 el 8 de Septiembre, 2017, 11:18 | Referencias (0)

Concientizar a los papás en su propia formación

Educar al niño y no será necesario castigar al hombre” (Pitágoras)


Por: Francisco Mario Morales | Fuente: Catholic.net



La formación de los hijos es responsabilidad única y exclusiva de la familia. Por eso es necesario concientizar a los papás en la necesidad de ser los primeros que deben procurar su propia formación, pero para que ellos aprendan y entiendan esta necesidad de cómo formar a sus hijos, deberán estar conscientes que la mejor formación se da a través del ejemplo y del amor exigente.


El ejemplo es la conducta que sirve de modelo para que los hijos asimilen la enseñanza. Es necesario comprender la importancia de ser congruentes.  Es la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, su gran influencia en la transmisión de normas y valores, la convierten en una de las claves de la formación de los hijos. De la misma forma aprenderán de sus padres: la obediencia, el respeto, la libertad y la responsabilidad. Los hijos aprenden por imitación, por eso la insistencia de que papá y mamá practiquen a diario, den ejemplo de los valores que pretenden enseñar a sus hijos.


Tenemos que formar (educar) a nuestros hijos, desde pequeños, para que de mayores lleguen a ser lo más libres y con plena capacidad de autodominio, lo más capaces de amar, de darse por amor (capacidad de autodonación) y, así, lo más felices posible. Ninguna educación es más importante que ésta”.


Pero para lograr la tan anhelada y necesaria formación de los hijos, se necesita el compromiso personal y de pareja, y esto es: cambiar de dirección en el camino de la vida: pero no con un pequeño ajuste, sino con un verdadero cambio de sentido. Necesitamos ir contracorriente, donde la «corriente» es el estilo de vida superficial, del relativismo o de lo incoherente e ilusorio que a menudo nos arrastra, nos domina y nos hace esclavos, de la comodidad, falta de tiempo o de la mediocridad moral.


Hoy, con la avalancha de información que reciben nuestros hijos a través de distintos medios, sobre todo los tecnológicos (lap top, tablet o Smartphone, etc.), los padres estamos frente a una desventaja abrumadora si es que no estamos preparados para llegar, aunque sea, un poquito antes.

Por eso es que en la actualidad no podemos ir por la vida educativa familiar sólo con herramientas de sentido común ya que, como podemos ver a nuestro alrededor, lo que era común ya no es tan común y a veces tampoco tiene tanto sentido.


Desafortunadamente nuestra sociedad actual está formada por la mayoría de familias disfuncionales, y los únicos que asumen las consecuencias de los errores de los adultos, son nuestros hijos. Pero el Papa Francisco nos ofrece esta reflexión: “Si la educación familiar recobra su protagonismo, muchas cosas cambiarán para bien”


La Sagrada Biblia nos dice: “Instruyan a sus hijos” (Deuter. 11, 19), “Si tienes hijos, edúcalos”  (Eclesiástico 7, 23) “Anima igualmente a los jóvenes a ser juiciosos, y dales tú mismo un buen ejemplo en todas las cosas. Al enseñarles, hazlo con toda pureza y seriedad, hablando de una manera sana y que nadie pueda condenar” (Tito 2, 6 – 8)


Porque mimar o consentir, tratar con demasiada condescencia o exceso de libertad (por falta de tiempo o de atención)  no es formar, es malacostumbrar: “El que mima a su hijo, después tendrá que vendarle las heridas, y al oírlo gritar se le partirá el corazón. Caballo sin amansar se vuelve terco, e hijo dejado a sus anchas se desboca” (Eclesiástico 30, 7 – 8)

Ser padres “es la única profesión, en la que primero se entrega el título y luego se cursa la carrera” “El trabajo en equipo es importante en nuestra profesión” (papá y mamá), juntos en la formación de cada uno de sus hijos. Aprendamos a ser papás por un mundo mejor.


La petición de los hijos es: “Ningún padre de familia sin escuela”
Y como dijera el entonces prefecto de la Sagrada Congregación para la doctrina de la fe (El cardenal Joseph Ratzinger) “Es preciso trabajar sobre las raíces no sobre el tronco o sobre las ramas del árbol si se quiere verdaderamente conseguir una sociedad más humana.


Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo… en cada vuelo,
en cada vida, en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado. (Madre Teresa de Calcuta)

Publicado por ALFRE306 el 6 de Septiembre, 2017, 10:49 | Referencias (0)

Artículos anteriores en Familia y Sociedad

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com