ANTORCHA
UN MENSAJE CRISTIANO Y ECUMENICO.....

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Febrero 2018    
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (334) Sindicar categoría
Derechos Humanos (36) Sindicar categoría
Diálogo interreligioso (7) Sindicar categoría
Familia y Sociedad (252) Sindicar categoría
Archivo
Febrero 2018 (13)
Enero 2018 (31)
Diciembre 2017 (26)
Noviembre 2017 (30)
Octubre 2017 (32)
Septiembre 2017 (30)
Agosto 2017 (29)
Julio 2017 (30)
Junio 2017 (26)
Mayo 2017 (18)
Abril 2017 (15)
Marzo 2017 (27)
Febrero 2017 (26)
Enero 2017 (28)
Diciembre 2016 (31)
Noviembre 2016 (32)
Octubre 2016 (19)
Julio 2012 (2)
Mayo 2012 (2)
Marzo 2012 (1)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (1)
Diciembre 2011 (1)
Octubre 2011 (1)
Septiembre 2011 (3)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (3)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (4)
Marzo 2011 (2)
Febrero 2011 (4)
Enero 2011 (5)
Diciembre 2010 (3)
Noviembre 2010 (4)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (4)
Agosto 2010 (4)
Julio 2010 (3)
Junio 2010 (4)
Mayo 2010 (5)
Abril 2010 (5)
Marzo 2010 (4)
Febrero 2010 (4)
Enero 2010 (4)
Diciembre 2009 (6)
Noviembre 2009 (7)
Octubre 2009 (11)
Septiembre 2009 (15)
Agosto 2009 (19)
Abril 2009 (3)
Marzo 2009 (1)
Febrero 2009 (1)
Enero 2009 (6)
Diciembre 2008 (2)
Noviembre 2008 (5)
Octubre 2008 (4)
Septiembre 2008 (4)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (4)
Junio 2008 (4)
Mayo 2008 (6)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Blog DE FREDY
eGrupos
EL HERALDO
EL NUEVO RINCON DE FREDY
LA VIDA POSITIVA
MERCABÁ
MIRA VOS - VIDEOS
NOTICIAS DE LA NASA
Padre MARIO
PARA REFLEXIONAR
SAN ROQUE RCC - Mensajeros de la Paz
ZoomBlog
 

12 de Febrero, 2018


Las redes sociales, una gran molestia

Las redes no son el tema, el tema es educar


Por: Antonio Maza Pereda | Fuente: yoinfluyo.com



Las redes sociales son irritantes, lapidarias, dicen algunos políticos. Son la legión de los idiotas, dicen algunos analistas, plagiando el dicho de Humberto Eco. ¿Tienen razón?

Redes Sociales

El enojo contra las redes sociales es real. El deseo de limitarlas y controlarlas, también lo es. No en balde en China han cuestionado y puesto límites a los grandes sistemas de exploradores como Google y a los sistemas como Facebook, Twitter y similares. Por otros medios, el acceso limitado a estas redes ocurre en Cuba y se busca en Venezuela. Y muchos otros gobiernos, incluso los que se dicen los arquetipos de la democracia, espían masivamente a los que publican y lo que se publica en las redes.

Al final, hay un tema de incomprensión de lo que significan las redes sociales. Muchos añoran las épocas de cuasi monopolio de la comunicación social. La época donde los boletines de prensa verdaderamente influían. Cuando un grupo limitado de medios difundían masivamente la información a un público sin derecho de réplica. Cuando la opinión publicada se presentaba como si fuera opinión pública. Cuando la irritación de la ciudadanía se expresaba en círculos muy cerrados con poca influencia real. Cuando se aplicaba a la letra el dicho de Porfirio Díaz al saber que lo atacaban algunos periodistas: “Esos pollos quieren su maíz”, decía, y dio origen a las instituciones del “chayote” y del “embute”. Un mundo sencillo, fácil de dominar y con medios útiles para adoctrinar e influir masivamente.

Entran los sistemas de comunicación masiva y personalizada. Ese mundo cambia. Ya no es cosa de influir o controlar a unas centenas de medios y algunos miles de periodistas y editorialistas. Ahora, con 100 millones de celulares en México, todos con acceso a distintas redes sociales, hay el mismo número potencial de originadores y transmisores de información. Algunos de ellos con mensajes que se vuelven virales y llegan a millones en minutos. Un alcance que ningún periódico puede tener. Y, por supuesto, millones de mensajes imposibles de controlar. De ahí la irritación y la crítica.



Pero el tema no son las redes, Somos los usuarios. Sí, muchos solo pueden reaccionar con insultos cuando no tienen argumentos. Sí, la mayoría tienen faltas de ortografía y de redacción. Sí, muchísimos no saben expresarse coherentemente. Pero esto no es causado por las redes. Es uno de los frutos venenosos de un sistema educativo fallido y que muchos desean que siga del mismo modo, para poder dominar mejor a una población ignorante, inculta y, por ende, muy manejable.

El arte de convencer, en este tiempo de las redes sociales, parece ser un arte perdido. Cuando no nos parece bien una opinión, sabemos decir lo que no nos gusta, sabemos insultar al que opina diferente, pero no tenemos los argumentos para convencer a quien consideramos equivocado. Usamos falacias muy obvias para convencernos a nosotros mismos y tratar de convencer a otros, Y ni cuenta nos damos. Nos desahogamos, pero no convencemos.

Los que dicen públicamente que las redes son irritantes y lapidarias, a lo mejor creen que con eso convencerán a los usuarios de las redes de no darle credibilidad a lo que ahí se dice y que vean como en el extranjero si se reconocen logros y esfuerzos. Los que hablan de la legión de los idiotas, desde su torre de marfil elitista, piensan que, con decir idiotas a 100 millones de usuarios de las redes, estos se avergonzarán de su idiotez y se volverán mas moderados. Además de volverse muy selectivos y sólo creer a la elite de los que, en su modesta opinión, no son idiotas.

Vano esfuerzo. Las redes no son el tema, el tema es educar, formar, influir sobre esos millones de mexicanos. El tema es convencer. Volver a la lógica. Al sentido común. A un aprecio sin límites ni restricciones a la Verdad. ¿Posible? Sí. ¿Rápido? No. ¿El mayor obstáculo? Tratar de manipular.

 


Publicado por ALFRE306 el 12 de Febrero, 2018, 17:18 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com