ANTORCHA
UN MENSAJE CRISTIANO Y ECUMENICO.....

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Julio 2017  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (261) Sindicar categoría
Derechos Humanos (36) Sindicar categoría
Diálogo interreligioso (7) Sindicar categoría
Familia y Sociedad (246) Sindicar categoría
Archivo
Noviembre 2017 (21)
Octubre 2017 (32)
Septiembre 2017 (30)
Agosto 2017 (29)
Julio 2017 (30)
Junio 2017 (26)
Mayo 2017 (18)
Abril 2017 (15)
Marzo 2017 (27)
Febrero 2017 (26)
Enero 2017 (28)
Diciembre 2016 (31)
Noviembre 2016 (32)
Octubre 2016 (19)
Julio 2012 (2)
Mayo 2012 (2)
Marzo 2012 (1)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (1)
Diciembre 2011 (1)
Octubre 2011 (1)
Septiembre 2011 (3)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (3)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (4)
Marzo 2011 (2)
Febrero 2011 (4)
Enero 2011 (5)
Diciembre 2010 (3)
Noviembre 2010 (4)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (4)
Agosto 2010 (4)
Julio 2010 (3)
Junio 2010 (4)
Mayo 2010 (5)
Abril 2010 (5)
Marzo 2010 (4)
Febrero 2010 (4)
Enero 2010 (4)
Diciembre 2009 (6)
Noviembre 2009 (7)
Octubre 2009 (11)
Septiembre 2009 (15)
Agosto 2009 (19)
Abril 2009 (3)
Marzo 2009 (1)
Febrero 2009 (1)
Enero 2009 (6)
Diciembre 2008 (2)
Noviembre 2008 (5)
Octubre 2008 (4)
Septiembre 2008 (4)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (4)
Junio 2008 (4)
Mayo 2008 (6)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Blog DE FREDY
eGrupos
EL HERALDO
EL NUEVO RINCON DE FREDY
LA VIDA POSITIVA
MERCABÁ
MIRA VOS - VIDEOS
NOTICIAS DE LA NASA
Padre MARIO
PARA REFLEXIONAR
SAN ROQUE RCC - Mensajeros de la Paz
ZoomBlog
 

7 de Julio, 2017


A las raíces de las prisas

Hay que ir a las raíces de las prisas. ¿Por qué hacemos algo de modo apresurado?


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Las prisas dañan. Arrastran a tomar decisiones imprudentes. Fuerzan a hacer rápido y mal lo que merece atención. Provocan olvidos, errores, desorden.

Hay que ir a las raíces de las prisas. ¿Por qué hacemos algo de modo apresurado?

Una respuesta espontánea lleva a decir: porque tenemos poco tiempo. Lo cual vale para muchos casos, pero no para otros.

En ocasiones actuamos con prisas cuando tenemos un deseo muy grande de hacer algo que consideramos importante o interesante, y queremos terminar cuanto antes lo que nos parece poco atrayente.

Por ejemplo, si uno tiene un deseo de responder a sus amigos en una red social, apretará el paso a la hora de preparar la comida, o limpiar los platos, o poner orden en sus papeles.



Considera, así, que esas actividades sencillas, a veces inevitables, quitan tiempo para lo que realmente uno lleva en el corazón.

En otras ocasiones, las prisas surgen porque la agenda ha quedado tan llena de compromisos y proyectos, que para acometerlos hay que sacar tiempo de cualquier sitio, a costa de perder calidad en nuestras acciones.

Por eso, al constatar prisas que nos agobian y que llevan con frecuencia a resultados mediocres o a daños por falta de cuidado, hace falta establecer una buena jerarquía y acoger aquel famoso consejo de los antiguos: “festina lente” (apresúrate despacio).

La vida resulta más llevadera y más hermosa cuando aprendemos a dejar de lado lo que es prescindible y cuando dedicamos atención y tiempo a las cosas que valen.

Así tendremos menos prisas y más espacios para la reflexión, la escucha, el servicio. También para saber pasar el tiempo, cariñosamente, con tantas personas que nos aman y que esperan y necesitan nuestro amor.

Publicado por ALFRE306 el 7 de Julio, 2017, 11:43 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com