ANTORCHA
UN MENSAJE CRISTIANO Y ECUMENICO.....

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Abril 2017  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (224) Sindicar categoría
Derechos Humanos (35) Sindicar categoría
Diálogo interreligioso (7) Sindicar categoría
Familia y Sociedad (223) Sindicar categoría
Archivo
Septiembre 2017 (22)
Agosto 2017 (29)
Julio 2017 (30)
Junio 2017 (26)
Mayo 2017 (18)
Abril 2017 (15)
Marzo 2017 (27)
Febrero 2017 (26)
Enero 2017 (28)
Diciembre 2016 (31)
Noviembre 2016 (32)
Octubre 2016 (19)
Julio 2012 (2)
Mayo 2012 (2)
Marzo 2012 (1)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (1)
Diciembre 2011 (1)
Octubre 2011 (1)
Septiembre 2011 (3)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (3)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (4)
Marzo 2011 (2)
Febrero 2011 (4)
Enero 2011 (5)
Diciembre 2010 (3)
Noviembre 2010 (4)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (4)
Agosto 2010 (4)
Julio 2010 (3)
Junio 2010 (4)
Mayo 2010 (5)
Abril 2010 (5)
Marzo 2010 (4)
Febrero 2010 (4)
Enero 2010 (4)
Diciembre 2009 (6)
Noviembre 2009 (7)
Octubre 2009 (11)
Septiembre 2009 (15)
Agosto 2009 (19)
Abril 2009 (3)
Marzo 2009 (1)
Febrero 2009 (1)
Enero 2009 (6)
Diciembre 2008 (2)
Noviembre 2008 (5)
Octubre 2008 (4)
Septiembre 2008 (4)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (4)
Junio 2008 (4)
Mayo 2008 (6)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Blog DE FREDY
eGrupos
EL HERALDO
EL NUEVO RINCON DE FREDY
LA VIDA POSITIVA
MERCABÁ
MIRA VOS - VIDEOS
NOTICIAS DE LA NASA
Padre MARIO
PARA REFLEXIONAR
SAN ROQUE RCC - Mensajeros de la Paz
ZoomBlog
 

Abril del 2017


La familia y la formación de la personalidad

Una familia bien constituida es el ambiente más propicio para el desarrollo de personalidades individuales definidas, ricas y fuertes


Por: Redacción | Fuente: accionfamilia.org



Una familia bien constituida es el ambiente más propicio para el desarrollo de personalidades individuales definidas, ricas y fuertes. Hay en el temperamento y en la mentalidad de los miembros de una misma familia trazos comunes a todos ellos, que después, por las misteriosas leyes de la herencia, se reproducen de algún modo en sus descendientes y contribuyen en gran medida a modelar su carácter. Es un patrimonio psicológico y moral mucho más valioso que el patrimonio material familiar que le sirve de complemento.

Este patrimonio psicológico y moral permite a cada nueva generación enfrentar la vida en sociedad, puesto que viene apoyada y protegida por el afecto, el calor y la experiencia de su ambiente familiar, como una planta que antes de soportar la intemperie, creció en las condiciones climatológicas adecuadas de un invernadero.

Todo este desarrollo admirable no sería duradero ni posible sin la confianza mutua de los cónyuges, que brota del carácter indisoluble del vínculo matrimonial y es favorecida por las gracias sobrenaturales del sacramento. La familia católica ha sido así la natural propagadora de una concepción orgánica y jerárquicamente armónica de la sociedad y de las relaciones humanas, y santuario difusor de una moralidad que es, a su vez, condición de su propia existencia.

Evidentemente, los espíritus formados en el seno de una familia genuinamente católica no serán propensos a aceptar los devaneos igualitarios y libertarios del socialismo, que les parecerán arbitrarios, errados y chocantes: en suma, contrarios al orden natural de las cosas. Esto continúa válido en nuestros días, pues a pesar de la gran decadencia de la vida cristiana en el Occidente contemporáneo, los trazos de autoridad, compostura y tradición todavía difusos en las familias, constituyen un freno al avance de la revolución anárquica e igualitaria.

Publicado por ALFRE306 el 29 de Abril, 2017, 10:46 | Referencias (0)

Fantasmas, demonios e infidelidad

Exorcista resuelve extraño caso de la vida real


Por: Patti Armstrong | Fuente: National Catholic Rebister // ACI Prensa



Temerosa de que el espíritu de su fallecido ex esposo la acechara, una mujer buscó al P. Vincent Lampert, exorcista de la diócesis de Indianápolis, estado de Indiana (Estados Unidos).

Desde que murió su ex esposo, cosas extrañas sucedían en la casa. La mujer vivía sola y cuando sus muebles se movían no había a quién culpar. Fue especialmente desconcertante que una vieja foto de su matrimonio apareciera una y otra vez sobre una mesa, pese a que ella constantemente la cambiaba de lugar.

El matrimonio había terminado debido a la infidelidad. Cuando el esposo le anunció que la estaba dejando por otra mujer, la esposa le dijo “¡púdrete en el infierno!”

El tiempo pasó, y el ex esposo desarrolló una enfermedad terminal. Antes de su muerte, se arrepintió del adulterio y le pidió perdón a su esposa. “¡Púdrete en el infierno!” fue la respuesta de ella, pues no tenía intención de perdonarlo por el intenso dolor que le había causado y por destruir su matrimonio.

Pero ahora, después de su muerte, parecía que él estaba haciendo notar su presencia a su ex esposa. ¿La estaba acosando por venganza? ¿O realmente estaba en el infierno ahora y la estaba castigando de alguna forma?



Después de evaluar la situación, el P. Lampert consideró que el hombre estaba en el purgatorio y necesitaba oraciones. Dios le permitió que hiciera notar su presencia ante su ex esposa. “La convencí de perdonarlo”, dijo el sacerdote. “Recé por él junto a ella y todo se detuvo”.

¿Demonios o almas en el purgatorio?

No es la primera vez que el P. Lampert encontraba un caso así. “He celebrado Misas en lugares donde suceden este tipo de cosas y eso (rezar) usualmente lo resuelve”, dijo. “Durante la Misa, cuando rezamos por la persona y todo se tranquiliza, entonces sabemos que esto era lo que se necesitaba”.

¿Eso quiere decir que las casas “embrujadas” son reales? La avalancha de programas televisivos, películas y libros sobre caza fantasmas, ha aprovechado este concepto. Muchas personas no creen en casas embrujadas mientras que otras piensan que este tipo de hechos se deben a la acción del demonio. ¿Pero existe acaso algo así como un fantasma amistoso?

“Creo que las almas pueden actuar en esta realidad si necesitan oraciones y si Dios se lo permite”, dijo el P. Lampert. ¿Cómo entonces podemos saber si es un alma en el purgatorio ocasionando actividad misteriosa en una casa o si eso es obra del demonio? “Si todo se calma cuando comenzamos a rezar, entonces es un alma del purgatorio”, explica el sacerdote.

“Si es el mal, las cosas se vuelven más turbulentas porque un demonio es atormentado por la oración”.

Muchas personas han acudido al P. Lampert informando de sucesos extraños en sus hogares. “Si es una alma que está atrapada, está buscando oraciones e intentando llamar la atención de la gente”, explicó, “necesita esas oraciones para avanzar a donde necesita estar”.

Antes de actuar en una situación de una casa “embrujada”, el P. Lampert dijo que tiene que investigar y pasar por un tiempo de oración. “Soy usualmente muy cauteloso antes de aceptar celebrar una Misa”.

“Diría unas oraciones para alejar el mal, pero no celebraría una Misa. No quiero que suceda nada que pueda profanar la Eucaristía”.

Si un demonio se manifiesta durante un exorcismo, advirtió, un sacerdote debe tener gran cuidado para proteger la Eucaristía.

La palabra invisible

El P. Patrick (seudónimo) es un párroco y, sin el conocimiento de sus feligreses, también es el exorcista de su diócesis. Cuando se le preguntó si existen fantasmas, recordó las palabras del Credo Niceno: “Creemos en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador de todo lo visible y lo invisible”.

“Si, como un cristiano normal, no reconoces el mundo invisible, entonces estás ciego a mucho de eso”, señaló. Además de los 9 coros de ángeles y demonios, el presbítero dijo que existen todas las almas que alguna vez estuvieron unidas a los cuerpos.

“Tras la muerte, nuestras almas estarán en el cielo o en el infierno, pero hay quienes no están aún en el cielo debido a sus imperfecciones”, explicó el P. Patrick.

El exorcista señaló que a veces estas almas “están atadas a cosas aquí sobre la tierra. Creo que es lo que la gente llama fantasmas: almas sin cuerpo aún atadas a cosas o personas”.

El P. Patrick advirtió a las personas que no recurran a cazafantasmas que buscan casas embrujadas y traen sus equipos paranormales. “Ellos comienzan a preguntar por cosas para mostrar y a provocar a los espíritus para tener una respuesta”, dijo.

“Eso es de hecho abuso. Eso es no respetar a un alma que vive ahí. Eso es como montar cámaras donde vives y poner micrófonos en tu cara mientras estás tratando de desayunar”.

En vez de eso, el P. Patrick recomendó que recemos por las almas de las personas fallecidas. Y si alguien piensa que su casa está “embrujada”, debería pedir ayuda al sacerdote de su localidad.

Traducido y adaptado por David Ramos para ACI Prensa
Artículo publicado originalmente en el National Catholic Register.

Publicado por ALFRE306 el 26 de Abril, 2017, 10:13 | Referencias (0)

¿Podría haber vida en otros planetas? Científicos católicos reflexionan en congreso

Cerca de un centenar de científicos católicos de todo el mundo se reunirán en Chicago (Estados Unidos) para reflexionar sobre los orígenes del universo,


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa



Cerca de un centenar de científicos católicos de todo el mundo se reunirán en Chicago (Estados Unidos) para reflexionar sobre los orígenes del universo, la posibilidad de la existencia de planetas habitables y sobre el origen del lenguaje humano.

El evento, organizado por la Sociedad de Científicos Católicos (SCS, por sus siglas en inglés), se realiza en el Hotel Millennium Knickerbocker del 21 al 23 de abril de este año.

La SCS apenas surgió en 2016 y ya cuenta con varios cientos de miembros, entre ellos importantes investigadores de la teoría de supercuerdas, astrobiología y teoría de la evolución.

La organización ha sido alentada y asistida desde su creación por el Arzobispo de Filadelfia, Mons. Charles J. Chaput. El propósito de la SCS es “atestiguar la armonía entre la vocación del científico y la vida de fe”.

La SCS busca además ser un espacio donde los científicos católicos puedan encontrarse y compartir sus ideas y su fe.



En el evento, titulado “Orígenes”, participarán también filósofos y teólogos, además de científicos no católicos, como Robert C. Berwick, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y John D. Barrow, de la Universidad de Cambridge.

Entre los científicos católicos figura Karin Öberg, de Harvard; el hermano Guy Consolmagno, Director del Observatorio Vaticano; y Kenneth R. Miller, de la Universidad de Brown.

Publicado por ALFRE306 el 22 de Abril, 2017, 10:09 | Referencias (0)

Por primera vez, una película retrata los horrores del genocidio armenio

El filme "The Promise" (La Promesa), que será lanzado el próximo 28 de abril, busca cambiar esta realidad

El tema de la película resuena con la situación actual de persecución sufrida por numerosas comunidades cristianas, complementada con una historia romántica que busca atraer al público general.


Por: n/A | Fuente: es.gaudiumpress.org



El genocidio armenio, la eliminación sistemática de la población cristiana armenia por parte del imperio romano, calculada en 1.5 millones de personas, sigue siendo un tema controversial que es negado por los gobiernos de Turquía y Azerbaiyán. Por este motivo, el drama de estos cristianos perseguidos nunca había sido representado en una película de Hollywood. El filme "The Promise" (La Promesa), que será lanzado el próximo 28 de abril, busca cambiar esta realidad.


El tema de la película resuena con la situación actual de persecución sufrida por numerosas comunidades cristianas, complementada con una historia romántica que busca atraer al público general. Los actores principales, Oscar Isaac y Christian Bale fueron convencidos de participar "a un nivel personal" y "hicieron su propia investigación para entender de que se trataban los personajes y la historia".

El historiador Ara Sarafian, Director del Gomidas Institute de Londres, Inglaterra, alabó la historicidad de los hechos representados en lo referente al genocidio armenio. "Los temas esenciales son históricamente precisos", comentó. "Los productores no se tomaron la licencia de ir más allá de los materiales históricos a la mano pero consiguieron capturar bastante de la enormidad del genocidio armenio".

Si bien las críticas sobre la película se han dividido a causa de las connotaciones políticas del tema (un sitio web de calificación de películas fue afectado por campañas a favor y en contra de la cinta incluso antes de haber sido exhibida) se espera que la proyección renueve la atención de la opinión pública sobre el tema.

Publicado por ALFRE306 el 21 de Abril, 2017, 11:58 | Referencias (0)

El exorcismo en la Iglesia de hoy

Magia, adivinación, brujería, reiki... son puertas abiertas al demonio


Por: Jesús García Colomer | Fuente: Revista Misión



El propio Jesucristo fue muy explícito sobre el tema, haciendo una diferenciación manifiesta entre curar enfermos y expulsar demonios en sus mandatos a la Iglesia. Más allá de ser interpretaciones de la Palabra, la acción extraordinaria de Satanás existe en nuestro mundo y en nuestro tiempo. Para contrarrestarla está la figura de los exorcistas. Ellos, nombrados por sus obispos, son testigos directos de que en la lucha entre el Bien y el mal, Cristo ya ha vencido para siempre.

Una lucha dolorosa y dramática

"Tras analizar la vida de los poseídos, he llegado a una clara conclusión en mi larga experiencia como exorcista: en todos ellos hay una lucha dolorosa y dramática, un auténtico calvario entre el Bien y el mal, entre la Luz del Amor de Jesucristo y las tinieblas del diablo, entre el Todo que es Dios y la nada que es el demonio".

Estas palabras firmadas por el padre Salvador Hernández, exorcista de la diócesis de Cartagena, nos sirven para introducirnos en un tema que, siendo muy desconocido incluso por fieles católicos, es más frecuente de lo que pudiéramos pensar.

La cita, extraída del libro Así se vence al demonio (José María Zavala, ed. Libros Libres) encaja perfectamente con el caso de María y Sergio, que nos piden que usemos nombres ficticios.

Ellos forman un matrimonio con una vida aparentemente normal. Treintañeros con estudios, ambos nacidos en Madrid, casados desde hace tres años y padres de un niño. Ella se gana la vida como dependienta de una tienda y él, como informático en una multinacional. Nadie diría que les pueda faltar algo para ser felices. Sin embargo, la que podría ser la fotografía de una familia de revista, esconde una realidad desoladora y preocupante.



Ella, María, sufre una posesión demoniaca y, desde hace un año, está recibiendo oraciones de exorcismo por parte de un sacerdote destinado a ello.

"Durante el noviazgo no tuvimos ningún problema -relata Sergio-. Tras dos años de novios, decidimos casarnos. Fue una alegría inmensa pero, desde el primer día de matrimonio, empezaron nuestros problemas".

Esto bien podrían decirlo muchos matrimonios recién casados, pero los problemas de los que habla Sergio iban más allá de los normales ajustes en una recién estrenada convivencia. "Empecé a notar en mi esposa comportamientos extraños. No sé definirte exactamente en qué, pero sí que notaba que ella empezó a mostrar ideas, comportamientos, incluso gestos que para mí eran desconocidos en ella. Te aseguro que no nos casamos a la ligera, pero por momentos parecía que me la habían cambiado".

"María cayó rápidamente en una especie de depresión cuando no había ningún motivo aparente para ello -continúa Sergio-. Ella misma decía que tenía todo con lo que había soñado desde siempre, pero, a veces, una profunda tristeza la inundaba y la enfrentaba contra mí. Al poco tiempo la diagnosticaron un trastorno bipolar del que jamás había dado síntomas y empezamos un calvario de pastillas y tratamientos que nunca mejoró la situación".

Sergio recuerda con pavor algunos episodios en los que su mujer, después de haber provocado la discusión más absurda sin ningún sentido, "parecía que de repente se daba cuenta de que me había hecho daño y entonces, ella sufría más por ello".

Esta descripción la vemos reflejada también en el testimonio del padre Salvador. "Las propias víctimas me han reconocido muchas veces que se sentían dominadas por fuerzas interiores diabólicas que les provocaban todo tipo de males y vejaciones, induciéndoles a hacer lo mismo con el prójimo".

"Una carcajada que no parecía de ella"

El problema radica en identificar que esos "impulsos interiores" provienen de fuerzas diabólicas.

Sergio explica a Revista Misión cómo fue su proceso para que, después de dos años casados, llegaran a la conclusión de que lo que necesitaban era la ayuda de un exorcista. "Uno no va viendo carteles de exorcistas por las calles, ni siquiera en las iglesias".

Las infidelidades se hicieron presentes en María de manera obsesiva, y su descontrol con el dinero creó un grave problema en la familia, aún cuando María siempre había sido muy ordenada en la economía.

Cuando Sergio ya se planteó seriamente la separación, sucedió algo que le abrió la mente a otro tipo de iniciativa: "Nunca sabía a qué María me iba a encontrar al llegar a casa. Estaba a punto de tirar la toalla cuando un día, en plena discusión en el salón de casa, en el momento en que ella pegó un grito, explotaron las bombillas de la lámpara y dejó escapar una carcajada que no parecía de ella. Fue solo un segundo, pero ahí tuve la sensación de no estar los dos solos en esa habitación".

"Efectivamente, el caso que se describe en este artículo tiene indicios de ser un caso de posesión". Lo confirma el padre Jesús Martínez Racionero, exorcista con varios años de experiencia en este ministerio, que parece ser más necesario que nunca. "No en vano, hoy en día hay más brujos que sacerdotes", explica el padre Jesús en sus conferencias.

"La historia expuesta parece un caso claro de suplantación de la identidad -explica Martínez Racionero-, en el que una persona realiza actos y manifiesta comportamientos sin querer, llevada por otra voluntad ajena a ella".

¿Por la de quién?

-"Obviamente, si esa voluntad lleva a hacer actos malos, es obligada por la de un demonio o varios, porque cuando se da una posesión, suele haber más de uno y más de dos".

Partiendo de la premisa de que el diablo existe, y de que el propio Cristo exorcizó y dejó encomendado este ministerio a su Iglesia, cuando un sacerdote se encuentra con un posible caso de posesión, el primer paso debe ser discernir si lo que le ocurre a la persona en cuestión tiene que ver con una actividad extraordinaria del demonio o si, por ejemplo, se trata más bien de una enfermedad.

Pero sin que una descarte directamente a la otra, ya que "en ocasiones, conviven ambas realidades", aclara el que fuera durante diez años el único exorcista de Madrid, el padre Enrique González. "Por eso es bueno colaborar con un psiquiatra que ayude a discernir cada caso".

Ahora bien, los exorcistas se empeñan en buscar la diferencia entre enfermedad y posesión "porque el propio Evangelio es muy explícito y cuando se refiere a que Jesús curó enfermos, lo dice, pero cuando se refiere a que liberó endemoniados, también lo menciona explícitamente".

De la infestación de objetos a la posesión

El manual de los varios exorcistas con los que ha hablado Misión es claro en cuanto a las actividades extraordinarias del demonio y establece una diferencia con la actividad ordinaria, que es la tentación.

En una escala de menor a mayor gravedad de esas actividades extraordinarias, en primer lugar está la infestación de lugares o cosas. Por ejemplo, una casa o un lugar donde se ha practicado brujería, quedará habitado por esos espíritus diabólicos.

En segundo lugar, está la vejación, que es el ataque externo y directo del demonio a la persona. Un ejemplo son las palizas que infligió el demonio a san Pío de Pietrelcina. Luego vendría la influencia demoniaca, que es cuando un demonio tiene la misión explícita de amargar la vida de una persona concreta y se pega a ella, turbándola de mil maneras diferentes, que pueden ir desde manipular objetos, quemar libros, averiar coches o teléfonos hasta sugerir pensamientos malos contra sí mismo o contra otros con intensa insistencia, aunque sin llegar a poseer a la persona.

Finalmente, como grado de mayor actividad extraordinaria del demonio estaría la posesión, cuyo síntoma principal es la suplantación de la voluntad; es decir, cuando una persona realiza actos voluntarios que no provienen de ella, en los que se sorprende a sí mismo haciéndolos y no se reconoce en ellos.

"De hecho -explica el padre Jesús- a nivel psicológico se borra la línea entre la voluntad de la persona y la del demonio". Este es el caso de María, la esposa de Sergio.

La suplantación de voluntad es uno de los síntomas más claros; otro puede ser la aversión a lo sagrado, aunque no siempre tiene por qué darse de inicio.

De hecho, aunque una persona esté poseída, puede comulgar con aparente normalidad, como era el citado caso de María en la misa dominical, aunque esto, obviamente, "moleste mucho al diablo que se esconde en esa persona", explica el padre Gabriel Amorth, exorcista de la diócesis de Roma.

"Esa aversión a lo sagrado suele ser más visible una vez que ha comenzado el proceso de liberación".

La aversión a objetos sagrados y a los sacramentos, o el trance en el que entra una persona poseída al comenzar la oración del exorcismo, deja patente que la vida de la gracia tiene un poder mayor que la acción del demonio, que Jesús le vence a través de la Iglesia.

Si Dios permite la cruz de la posesión, que han vivido incluso santos canonizados como santa Gema Galgani, es porque de ella obtiene bienes mayores. El padre Salvador constata que "personas que estaban muy alejadas de nuestra Santa Madre Iglesia, llevan una vida de consagración total a Jesucristo" tras vivir una experiencia como esta, ya fuera en primera persona o con alguien cercano.

Si finalmente se concluye que hay indicios de una posible afectación demoniaca, el sacerdote que lo haya discernido debe derivar el caso al exorcista, quien dará comienzo a las sesiones de oración.

Porque, al fin y al cabo, un exorcismo no es más que "una oración de intercesión a Dios pidiendo la liberación de esa persona", explica el padre Martínez Racionero.

"Lo que ha hecho la Iglesia, como con tantos otros ritos, es ordenar su ministerio y su celebración en el llamado rito del exorcismo mayor, con una serie de normas y oraciones concretas".

Brujería y adivinación, puertas de entrada del mal

Los orígenes de los casos de influencia o posesión demoniaca más comunes en la actualidad están muy extendidos en nuestra sociedad y están consideradas como inocuas o benévolas.

Según nos dice el padre Martínez Racionero, las más extendidas son la práctica de la magia, el espiritismo, la güija y los ejercicios de meditación trascendental.

"El noventa por ciento de los casos de posesiones se dan por maleficios. Personas que van a brujos que, invocando al demonio, le encomiendan un mal contra otra persona".

Los relatos de casos conocidos y tratados por este exorcista son muchos: amarres, ligaduras, males de ojo, maldiciones… Sin ir más lejos, este es el origen del mal que sufre María, la esposa de Sergio. Una compañera de trabajo que se había encaprichado de él encargó un hechizo contra su mujer para que este la abandonara, y entonces conquistarlo, aprovechando la circunstancia.

Qué hacer y qué no hacer

Los exorcistas también nos dan una serie de pistas para defendernos de estos ataques de Satanás. "La práctica de los Sacramentos es importantísima, sobre todo la Eucaristía y la Penitencia. Una vida de piedad y oración, especialmente del rezo del rosario; utilizar sacramentales como agua bendita y sal exorcizada y, en definitiva, llevar una vida de cercanía con el Señor", porque "aunque en ocasiones Dios permite estos ataques del demonio contra personas muy piadosas y santas, es lo menos común", aclara el padre Jesús.

Algunas de las puertas más presentes por las que puede entrar el demonio en la vida de una persona son ciertas prácticas de meditación trascendental, del reiki o del yoga.

El padre Miguel Pérez no es exorcista, pero en ocasiones ha participado en oraciones de liberación, un grado menor que el exorcismo mayor. "Cualquier tipo de ejercicio espiritual en ausencia de Jesucristo y del Espíritu Santo es aprovechado por los espíritus enemigos para hacerse presentes y obrar el mal".

Como dice el padre Enrique, "el diablo nunca descansa y aprovecha cualquier oportunidad", y como remata el padre Salvador, "nuestro Señor Jesucristo sigue obrando hoy milagros mediante este humilde ministerio exorcista, expulsando a los demonios de los cuerpos de sus víctimas, igual que hizo durante su estancia en la tierra, hace ya más de veinte siglos".

Síntomas de una posesión

LOS MÁS AMBIGUOS SERÍAN:

  • Enfermedad diagnosticada persistente y resistente al tratamiento.
  • Situación personal negativa en varios frentes que nunca se solucionan.

LOS MÁS EVIDENTES SON:

  • Sentir presencias.
  • Fenómenos paranormales.
  • Voces interiores o pesadillas extremadamente reales.
  • Comportamientos autolesivos: intento de suicidio, maltrato propio, etc.

Cualquiera de estos síntomas adquiere mayor importancia si, además, la persona ha participado en sesiones de espiritismo, güija o reiki, o si ha frecuentado personas que practiquen magia, adivinación o ritos satánicos.

 

Publicado por ALFRE306 el 20 de Abril, 2017, 11:14 | Referencias (0)

Derecho a ser feliz

Creer que los seres humanos alcanzamos la felicidad acumulando dinero o coleccionando mujeres (u hombres) como si fueran trofeos de caza es un grave error antropológico


Por: Jaime Nubiola | Fuente: http://www.fluvium.org



"Yo tengo derecho a ser feliz" me decía ayer un amigo al anunciarme su propósito de abandonar a su mujer y a sus hijas para formar una nueva familia con otra mujer. Me impresionaba que una persona adulta e inteligente estuviera decidida a echar por la borda quince años de vida familiar arguyendo que la felicidad es un derecho como los de la Declaración universal de derechos humanos.

No es fácil aclararse sobre a qué llamamos felicidad. Algunos creen que es un estado de ánimo, y pretenden encontrarla en la euforia de la borrachera o de la droga o en los libros de autoayuda. Para otros, es la satisfacción de todos los deseos y, como están insatisfechos, se sienten casi siempre tristes. De hecho, lo que está más en boga es la identificación de la felicidad con el sentirse querido, con el estar enamorado. Quizá por ese motivo vuelan por los aires tantos vínculos matrimoniales, esclerotizados por la erosión del tiempo, el aburrimiento mutuo o el desamor infiel.

Ya Aristóteles, hace más de dos mil trescientos años, advirtió que la felicidad no era algo que pudiera buscarse directamente, esto es, algo que se lograra simplemente porque uno se lo propusiera como objetivo. Como todos hemos podido comprobar en alguna ocasión, quienes ponen como primer objetivo de su vida la consecución de la felicidad son de ordinario unos desgraciados. La felicidad es más bien como un regalo colateral del que sólo disfrutan quienes ponen el centro de su vida fuera de sí. En contraste, los egoístas, los que sólo piensan en sí mismos y en su satisfacción personal, son siempre unos infelices, pues hasta los placeres más sencillos se les escapan como el humo.

Me gusta pensar que, en vez de un derecho, la felicidad es un deber. Los seres humanos hemos de poner todos los medios a nuestro alcance para hacer felices a los demás; al empeñar nuestra vida en esa tarea seremos nosotros también felices, aunque quizá sólo nos demos cuenta de ello muy de tarde en tarde. Viene a mi memoria un programa religioso para jóvenes en la televisión española de los sesenta que tenía como lema: "Siempre alegres para hacer felices a los demás". ¡Cuánta sabiduría antropológica encerrada en una fórmula tan sencilla!

Creer que los seres humanos alcanzamos la felicidad acumulando dinero o coleccionando mujeres (u hombres) como si fueran trofeos de caza es un grave error antropológico. El secreto más oculto de la cultura contemporánea es que los seres humanos sólo somos verdaderamente felices dándonos a los demás. Sabemos mucho de tecnología, de economía, del calentamiento global, pero la imagen que sistemáticamente se refleja en los medios de comunicación muestra que sabemos bien poco de lo que realmente hace feliz al ser humano.

La felicidad no está en la huida con la persona amada a una paradisíaca playa de una maravillosa isla del Caribe, abandonando las obligaciones cotidianas que, por supuesto, en ocasiones pueden hacerse muy pesadas. La felicidad no puede basarse en la injusticia, en el olvido de los compromisos personales, familiares y laborales, tal como hacen algunos de los personajes de Paul Auster que cada diez años huyen para comenzar una nueva vida desde cero. La felicidad —respondí a mi amigo con afecto— no es un derecho, sino que es más bien resultado del cumplimiento —gustoso o dificultoso— del deber y aparece siempre en nuestras vidas como un regalo del todo inmerecido, como un premio a la entrega personal a los demás, en primer lugar, al cónyuge y a los hijos.
 

Publicado por ALFRE306 el 19 de Abril, 2017, 9:54 | Referencias (0)

Los hombres casados ¡Son más felices!

Hombres: volved a casa

Lo más inteligente y lo que más nos engrandece es observar y dejarnos enriquecer por la forma de actuar y pensar de nuestro cónyuge.


Por: Juan Luis Vázquez-Díaz Mayordomo | Fuente: Religión en Libertad



Dicen las encuestas que los hombres casados se consideran mucho más felices que los divorciados o los que nunca se casaron, que viven una media de tres años más que los que decidieron quedarse solos, y que además ganan más dinero, están más gordos, fuman menos y consumen menos alcohol que los solteros, viudos o divorciados.

 

Es decir, que los casados viven más y mejor. ¿Y por qué? Porque en su camino les acompaña una mujer –la misma mujer– todos y cada uno de los días de su vida.

 

Es el caso de Vincent, casado desde hace casi 24 años con Matere. “Yo era entonces un pipiolo”, reconoce, pero poco a poco fue quemando etapas: llegaron los hijos –cuatro en seis años– y se fue introduciendo en la vida laboral, hasta que llegó a un momento delicado hace ahora cinco años: “Se me juntaron siete crisis de golpe: la económica, la de los 40, la matrimonial, la de la suegra, la de los hijos adolescentes, la de mi salud y mis achaques, y la espiritual. El Titanic se me estaba hundiendo y todo se me cayó encima”.
 

Hombres: volved a casa


Y claro, la crisis se instaló en el interior de su casa. “Empezamos a vivir separados bajo el mismo techo –recuerda Matere–; yo no le soportaba, gritaba a menudo, estaba de mal humor. Perdí al Vincent con el que me casé. Fue una época muy dura”. Así las cosas, Vincent se empezó a dar cuenta de que  “estaba perdiendo aquello por lo que había luchado toda mi vida. Entendí que no soy Superman. Empecé a pedir ayuda a Dios y a dejar de pensar en mí mismo”.

 

Tocó fondo… y le vino bien. Ambos comenzaron a ir a las reuniones de matrimonios de Mater Dei, y Vincent empezó a cultivar una dimensión que había dejado de lado: “La ternura, la comunicación, el cariño, la dulzura, ser humilde con mi mujer, reconocer mis errores…, cosas que hoy no parecen ‘muy de hombres’. Y me di cuenta también de que lo más importante de mi vida es mi mujer, no mis problemas. Veinte años después de casarme comprendí de verdad que Dios nos ha hecho una sola carne. Y eso lo notamos también en el terreno sexual, con muchas más demostraciones de cariño físico y abrazos que antes. Yo hoy soy más hombre gracias a mi mujer”.

 

Gracias a su experiencia, Vincent ayuda ahora a otros hombres en crisis a encontrar el camino de la verdadera masculinidad: “A mis amigos les digo: ‘Volved a casa’. Ser un hombre es tener claras las prioridades, y lo primero para cada hombre es su mujer”.
 
Cambiar poco a poco


Si lo primero para Vincent es Matere, lo primero para Miguel es Miriam, su mujer. Tras 18 años de matrimonio, muchas pruebas y dos hijos en común, hoy Miguel puede decir que  “he vuelto a casa, a lo que mi mujer y yo queríamos ser cuando decidimos casarnos”.

 

Pero el camino no ha sido fácil. Tras 10 años de convivencia, a Miriam le diagnosticaron una enfermedad de riñón que amenazó seriamente su vida. “A mí me costó mucho adaptarme a esa situación –reconoce Miguel– , porque tuve que asumir una carga en casa a la que no estaba acostumbrado. Yo solía a hacer las cosas a mí manera, y de repente mi vida personal cambió y tuve que dejar mis prioridades para ayudarla más a ella, y ocuparme más de la casa y los niños.

 

Todo eso a mí me alteraba mucho”. Miriam lo recuerda así:  “Necesitaba más de él porque yo no estaba al cien por cien, y eso hacía que tuviéramos muchas discusiones. Acabamos muy distanciados. Si no hubiera sido por el Señor, no sé dónde estaríamos”. La enfermedad hizo que las cosas empezaran a mejorar: en su debilidad, Miriam empezó a rezar más y a agarrase al Señor, y eso fue el detonante de la conversión de su marido.

 

“Ver cómo ella rezaba por mí me ayudó mucho. Además me aguantaba con paciencia, me daba su cariño. Y eso me fue cambiando poco a poco”, afirma Miguel.

 

Un hombre completo


Reforzar su matrimonio hizo que él sacara lo mejor de sí mismo y afianzara virtudes como la fortaleza, la entrega, la presencia en casa… Una peregrinación a Medjugorje y los retiros de Emaús les ayudaron en este proceso. Y de repente “nuestro matrimonio se renovó, empezamos a vernos con ojos nuevos y nos enamoramos de nuevo”, dice Miriam.

 

Ahora, ella afirma que “la conversión, el encuentro con Dios, el empezar a rezar juntos todos los días, el hablar más el uno con el otro –de las cosas del día a día y también de las importantes–, y todo el sufrimiento que hemos pasado juntos, han hecho de Miguel el hombre que es hoy”. Y él lo confirma diciendo que hoy se ve como  “un hombre completo, porque mi mujer me ha sacado de mí mismo. Dios ha creado a Miriam para mí, y hoy soy mejor porque Miriam está conmigo”.
 
Una armonía que da la felicidad


Autora de libros La masculinidad robada o Padres destronados, la profesora María Calvo Charro explica que “hombres y mujeres tenemos diferentes formas de ver la vida, diferentes prioridades, preferencias y motivaciones. Tenemos diferentes formas de actuar ante idénticas situaciones, y nuestras formas de amar son también diferentes”.

 

Pero eso, como demuestra la experiencia de Vincent y Matere, y de Miguel y Miriam, lejos de ser un hándicap, es una oportunidad para crecer juntos: “El hombre tiene mucho que aprender del estilo femenino de actuación, y viceversa. Lo más inteligente y lo que más nos engrandece es observar y dejarnos enriquecer por la forma de actuar y pensar de nuestro cónyuge. Hombres y mujeres somos complementarios y, si estamos abiertos a ceder espacio y somos receptivos, alcanzaremos el equilibrio vital que nos conduce a la felicidad”, constata Calvo.

 





Publicado por ALFRE306 el 18 de Abril, 2017, 9:59 | Referencias (0)

Tres síntomas: necesita desconectarse

Cuando se empieza a perder el control, es el momento de parar, desconectarse y reevaluar el uso y abuso de sus dispositivos

“El deseo constante de conectar rápidamente se convierte en una obsesión


Por: John Horvat II | Fuente: accionfamilia.org



Los dispositivos electrónicos se han convertido en una parte muy importante de la vida de todos. Cada día, la gente en todo el mundo realiza el ritual mecánico de revisar los correos electrónicos, mensajes de texto, cuentas de Twitter y otras plataformas de medios sociales. El deseo constante de conectarse  rápidamente se convierte en una obsesión, hasta el punto de que algunas personas no saben cuándo parar y desconectar sus dispositivos electrónicos. Incluso se sienten perdidos sin ellos.

Detenerse a reflexionar sobre el uso correcto de los dispositivos es importante, ya que la dependencia de ellos puede tener un efecto deshumanizador. Cuando las personas pierden el control de su uso, ya no desarrollan plenamente su carácter, los talentos personales o incluso la capacidad de disfrutar de placeres legítimos como la conversación, el silencio o la reflexión. Pierden contacto con la realidad y con las relaciones humanas.

Por supuesto, no todo el mundo lleva esta dependencia al extremo. Sin embargo, hay ciertas señales por las que se puede saber cuándo se ha ido demasiado lejos, y es necesario parar y tomar medidas.

Estos tres signos son:

    1. Cuando se siente ocupado y vacío.

    2. Cuándo se vuelve adictivo.
    3. Cuando usted cree que no puede parar y desconectar.

 

1. Cuando se siente ocupado y vacío.

Usted sabrá que ha ido demasiado lejos cuando estos aparatos contribuyen a aumentar los ritmos de su vida hasta hacerle sentir lleno y vacío al mismo tiempo. Dentro de un ritmo acelerado de vida en línea, el tiempo mismo pierde su significado. Las personas experimentan la doble sensación de no tener tiempo para hacer nada y de no hacer nada con su tiempo.

El sociólogo Richard Stivers llama a esta experiencia de “esterilización del tiempo”. Explica que: “Cuando el tiempo pierde su significado ?la memoria de los acontecimientos y de las transformaciones significativas dentro de un marco? se convierte en un espacio en el cual producimos y consumimos tanto cuanto sea posible”.

Sin tiempo para reflexionar e interpretar las experiencias, la vida se vuelve confusa. Entonces se comienza a experimentar el aburrimiento, el cansancio y el estrés psicológico, que es un componente tan importante de la vida moderna.

Cuando esta paradoja de no tener tiempo pero de perder tanto tiempo nos impresiona, es hora de parar, desconectar y pensar acerca de cómo utilizar los dispositivos de manera más o menos constructiva.


2. Cuándo se vuelve adictivo.

La tecnología se ha convertido en un caballo salvaje que arrastra al jinete con el pie atascado en el estribo.

De acuerdo con una encuesta realizada por un grupo de defensa de los niños Common Sense Media, casi el 59 por ciento de los padres creen que sus hijos adolescentes son adictos a sus dispositivos. Alrededor del 27 por ciento de los padres se consideran adictos.

Los dispositivos que supuestamente dan poder a las personas, ahora la dominan. La dependencia está causando cada vez más fricción entre padres e hijos, llegando a provocar discusiones diarias. Así, se está cambiando la naturaleza de las relaciones familiares.

Se estima que los adolescentes pasan un promedio de nueve horas al día en línea. La mayoría de los padres y de los adolescentes revisan sus dispositivos a cada hora y se sienten obligados a responder a los mensajes de texto inmediatamente. Cuando se le preguntó a un muchacho de 11 años de edad, en la encuesta de Common Sense Media, cuánto tiempo le gustaría jugar a videojuegos en línea, él respondió “dos o tres mil horas al día.”

Cuando la adicción a Internet comienza a afectar sus relaciones y a tomar grandes cantidades de su tiempo, es hora de parar, desconectar y tomar medidas.


3. Cuando usted cree que no puede parar y desconectar.

Usted se dará cuenta que tiene que cambiar cuando siente que no puede tomar un descanso. Mucha gente es consciente y se arrepiente de su adicción a sus dispositivos y del tiempo perdido. Sin embargo, están cegados por el mito de que simplemente no pueden controlar su uso. Ellos creen que son los únicos que tienen el problema o que nadie consigue desconectarse. Se dan por vencidos sin hacer ningún esfuerzo.

Es entonces que se debe parar y desconectarse. Irónicamente, es precisamente en el momento en que la gente se da cuenta del peligro de esta sobrecarga de la tecnología, que está en la mejor posición para desconectar. Cuando las personas son agredidas por la realidad de su uso excesivo, entonces ven el problema con claridad. La gente debe aprovechar este conocimiento para motivarse a cambiar sus vidas.

La gente animarse con el hecho de que no están solos. Millones de estadounidenses se enfrentan al mismo problema. Ellos están  tomando medidas efectivas para limitar el uso de la tecnología. Todo el mundo puede hacer lo mismo.

Los adictos al uso de los  smartphone, por ejemplo, están volviendo a los teléfonos más simples. Uno de cada siete estadounidenses está usando los llamados teléfonos mudos que sólo hacen llamadas y envían mensajes de texto. Alrededor de 24,2 millones de este tipo de teléfonos se vendieron en 2015, muchos de ellos comprados por aquellos que deseaban desenchufarse. Otras personas simplemente están disciplinando su tiempo en línea que para que refleje las necesidades reales.

Lo importante de entender acerca de la tecnología es que está ahí para servir a la humanidad, y no para ser servida. La tecnología debe ser utilizada como una persona que monta un caballo y lo dirige hacia una meta en la vida. Hoy en día, la tecnología se ha convertido en un caballo salvaje que arrastra al jinete con el pie atascado en el estribo.

Cuando se empieza a perder el control, es el momento de parar, desconectarse y reevaluar el uso y abuso de sus dispositivos. Es hora de volver a montar sobre el caballo.

Publicado por ALFRE306 el 11 de Abril, 2017, 12:18 | Referencias (0)

Estado Islámico asesina a 45 cristianos coptos en Egipto en dos misas del Domingo de Ramos


Estado Islámico asesina a 45 cristianos coptos en Egipto en dos misas del Domingo de Ramos

Al menos 45 cristianos coptos han sido asesinados este Domingo de Ramos en dos atentados en Egipto. Veintisiete de ellos, en la iglesia de San Jorge en la localidad de Tanta, al norte de El Cairo, y otros 18 en la catedral de San Marcos en Alejandría, dos horas después. El número de heridos supera el centenar, y la autoridades egipcias no descartan que algunos de ellos fallezcan en las últimas horas.

El primer atentado tuvo lugar en torno a las diez de la mañana cuando, según informa ABC, un artefacto explotó en el pasillo central frente al altar, lugar de la mayor concentración de fieles. El segundo atentado ensangrentó el templo donde celebraba misa el Patriarca Teodoro II, que no resultó herido.



El doble atentado ha tenido lugar a pocos días de la visita de Francisco a Egipto los próximos 28 y 29 de abril. Al conocerse las primeras noticias del atentado, el Papa trasladó sus condolencias a las víctimas durante los actos del Domingo de Ramos y Angelus en Roma: "A mi querido hermano Tawadros [Teodoro, patriarca de la Iglesia Copta Ortodoxa de Egipto], a la Iglesia Copta y a toda la querida nación egipcia, expreso mi profundo pésame".


 
La visita de Francisco coincide con una escalada de incidentes sectarios contra la minoría cristiana copta, que representa entre el 8 y el 12% de la población egipcia. El pasado diciembre, otro artefacto explosivo colocado en el corazón de la sede del Patriarcado Ortodoxo copto en San Marcos se cobró la vida de cerca de 28 personas que se encontraban en misa. Este atentado, presuntamente llevado a cabo por un terrorista suicida de nacionalidad egipcia, fue prontamente reivindicado por Estado Islámico, que amenazó con "limpiar el país" de cristianos, señalando que "lo peor está por llegar".


VER COMPLETO CON DOS VIDEOS DE YOUTUBE: http://www.religionenlibertad.com/estado-islamico-asesina-cristianos-coptos-egipto-dos-56052.htm

VIDEOS:  https://youtu.be/RSZsCqK7wO0      y       https://youtu.be/aYu7KtPgMXE

Publicado por ALFRE306 el 10 de Abril, 2017, 10:28 | Referencias (0)

10 Razones para rechazar el socialismo

El socialismo limita al ser Humano en todos las dimensiones de la vida.


Por: Redacción | Fuente: accionfamilia.org




1. El socialismo y el comunismo tienen la misma ideología

El comunismo no es sino una forma extrema del socialismo. Desde el punto de vista ideológico, no hay diferencia sustancial entre los dos. De hecho, la Unión Soviética comunista se llamó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (1922-1991) y la China comunista, Cuba y Vietnam se definen a sí mismas como naciones socialistas.

 

2.  El socialismo viola la libertad personal

El socialismo busca eliminar la “injusticia” al transferir los derechos y responsabilidades de los individuos y las familias al Estado. En el proceso, el socialismo realmente crea injusticia. Se destruye la verdadera libertad: la libertad de decidir todos los asuntos que se encuentran dentro de nuestra propia competencia y de seguir el curso mostrado por nuestra razón, dentro de las leyes de la moralidad, inclusive los dictados de la justicia y la caridad.



 

3. El socialismo viola la naturaleza humana

El socialismo es anti-natural. Destruye la iniciativa personal ?un fruto de nuestra inteligencia y libre albedrío? y lo sustituye por el control del Estado. Donde quiera que se implementa, se tiende al totalitarismo, con su gobierno represivo y policial.

 

4.  El socialismo viola la propiedad privada

El socialismo clama por una “redistribución de la riqueza”, tomando de los “ricos” para darle a los pobres. Impone impuestos que castigan a aquellos que han sido capaces de aprovechar mejor su talento productivo, y capacidad de trabajo o de ahorro. Utiliza los impuestos para promover el igualitarismo económico y social, un objetivo que podrá lograrse plenamente, de acuerdo con el Manifiesto Comunista, con la “abolición de la propiedad privada.”

 

5.  El socialismo se opone al matrimonio tradicional

El socialismo no ve ninguna razón moral para restringir las relaciones sexuales al matrimonio, es decir, la unión indisoluble entre un hombre y una mujer. Por otra parte, el socialismo socava la propiedad privada, que Friedrich Engels, el fundador del socialismo moderno y del comunismo junto a Karl Marx, vio como el fundamento del matrimonio tradicional.

 

6. El socialismo se opone a los derechos de los padres en la educación

El socialismo da al Estado, y no los padres, el control de la educación de los niños. Casi desde el nacimiento, los niños han de ser entregados a las instituciones públicas, donde se les enseñará lo que el Estado quiere, independientemente de las opiniones de los padres. La teoría evolucionista debe ser enseñada. La oración en la escuela debe ser prohibida.

 

7. El socialismo promueve la igualdad radical

Una supuesta igualdad absoluta entre los hombres es la premisa fundamental del socialismo. Por lo tanto, considera que toda desigualdad es injusta en sí misma. Los empleadores privados son rápidamente calificados de “explotadores”, cuyas ganancias pertenecen realmente a sus empleados. Como consecuencia, se descarta el sistema salarial.

 

8. El socialismo promueve el ateísmo

La creencia en Dios, que a diferencia de nosotros es infinito, omnipotente y omnisciente, choca frontalmente con el principio de igualdad absoluta. El socialismo por consiguiente rechaza lo espiritual, afirmando que sólo existe la materia. Dios, el alma, y la otra vida son ilusiones, de acuerdo con el socialismo.

 

9. El socialismo promueve el relativismo

Para el socialismo no hay verdades absolutas o moral revelada, que establecen las normas de conducta que se aplican a todos en todo lugar y en todo tiempo. Todo evoluciona, incluyendo la verdad y el error, el bien y el mal. No hay lugar para los Diez Mandamientos, ni en la vida privada ni en la esfera pública.

 

10. El socialismo se burla de la religión

De acuerdo con Karl Marx, la religión es “el opio del pueblo.” Lenin, el fundador de la Unión Soviética, está de acuerdo: “La religión es el opio del pueblo. La religión es una especie de aguardiente espiritual de mala calidad, en el que los esclavos del capital ahogan su imagen humana, y su demanda por una vida más o menos digna del hombre…” (El socialismo y la religión escrito en 1905).

Que Dios proteja a América del socialismo.

Publicado por ALFRE306 el 6 de Abril, 2017, 10:18 | Referencias (0)

Artículos anteriores en Abril del 2017

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com