ANTORCHA
UN MENSAJE CRISTIANO Y ECUMENICO.....

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Febrero 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (224) Sindicar categoría
Derechos Humanos (35) Sindicar categoría
Diálogo interreligioso (7) Sindicar categoría
Familia y Sociedad (223) Sindicar categoría
Archivo
Septiembre 2017 (22)
Agosto 2017 (29)
Julio 2017 (30)
Junio 2017 (26)
Mayo 2017 (18)
Abril 2017 (15)
Marzo 2017 (27)
Febrero 2017 (26)
Enero 2017 (28)
Diciembre 2016 (31)
Noviembre 2016 (32)
Octubre 2016 (19)
Julio 2012 (2)
Mayo 2012 (2)
Marzo 2012 (1)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (1)
Diciembre 2011 (1)
Octubre 2011 (1)
Septiembre 2011 (3)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (3)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (4)
Marzo 2011 (2)
Febrero 2011 (4)
Enero 2011 (5)
Diciembre 2010 (3)
Noviembre 2010 (4)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (4)
Agosto 2010 (4)
Julio 2010 (3)
Junio 2010 (4)
Mayo 2010 (5)
Abril 2010 (5)
Marzo 2010 (4)
Febrero 2010 (4)
Enero 2010 (4)
Diciembre 2009 (6)
Noviembre 2009 (7)
Octubre 2009 (11)
Septiembre 2009 (15)
Agosto 2009 (19)
Abril 2009 (3)
Marzo 2009 (1)
Febrero 2009 (1)
Enero 2009 (6)
Diciembre 2008 (2)
Noviembre 2008 (5)
Octubre 2008 (4)
Septiembre 2008 (4)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (4)
Junio 2008 (4)
Mayo 2008 (6)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Blog DE FREDY
eGrupos
EL HERALDO
EL NUEVO RINCON DE FREDY
LA VIDA POSITIVA
MERCABÁ
MIRA VOS - VIDEOS
NOTICIAS DE LA NASA
Padre MARIO
PARA REFLEXIONAR
SAN ROQUE RCC - Mensajeros de la Paz
ZoomBlog
 

Febrero del 2010


Paradigmas

  
Foto: Marc van der Aa
Escrito por Kaizen

Muchas organizaciones, construyen su Visión, definen sus objetivos, metas y planes de acción y sin embargo fallan a la hora de llevarla a feliz término.

Hay algo que impide el cambio, una resistencia algunas veces abierta, la mayoría oculta, inclusive empresas que han concluido su proceso estratégico con la implementación del Cuadro de Mando Integral o Balanced Scorecard.

Las organizaciones sufren de lo que se conoce como parálisis paradigmática, y ésta es mayor cuando la empresa ha tenido un historial de éxito. Lamentablemente ven hacia delante con el espejo retrovisor.

Los paradigmas son lo que impide a las organizaciones salir adelante, mientras éstos no se cambien, el esfuerzo para lograr el éxito es duro o inalcanzable. Contar con una visión no es suficiente.

Para Thomas Kunt, 'un paradigma es un patrón que establece límites. Proporciona fórmulas para el éxito y actúa como filtro, solo acepta lo que coincide con su paradigma pues filtra las experiencias e impide que se elaboren soluciones creativas a problemas difíciles'.

Los paradigmas afectan dramáticamente nuestros juicios y nuestros procesos de decisión; al influenciar nuestra percepción de las cosas, contribuyen a que las nuevas ideas sean resistidas.

El éxito pasado no garantiza absolutamente nada. ¿Dónde están hoy día las empresas que alcanzaron la excelencia en el pasado? Cuando un paradigma cambia, todo vuelve a cero.

Los paradigmas se oponen al cambio en los procesos, a las reestructuraciones de las empresas, a la adopción de nuevos esquemas que pretenden contribuir a su desarrollo. Es necesario identificar los paradigmas presentes en la organización y superarlos.

Dice Hunter en la Paradoja: 'Hay que estar loco para seguir haciendo lo mismo y esperar resultados distintos'. Deming nos decía 'a nuevas metas, nuevos métodos'.

Los paradigmas se encuentran presentes en todos los aspectos de nuestra vida, en muchas ocasiones nos son de gran utilidad, nos muestran qué es importante y qué no lo es. Nos proveen reglas que nos ayudan a resolver nuestros problemas.

Los paradigmas son sencillamente patrones psicológicos que nos sirven para no perder el rumbo en la vida, pero pueden llegar a ser peligrosos si los consideramos como verdades inmutables que valen para todo. Aferrarse a paradigmas obsoletos puede paralizarnos mientras el mundo avanza.

Para alcanzar la visión propuesta con sus objetivos y planes de acción, se deben proponerse nuevos paradigmas. Aquellos valientes que deciden aceptar el nuevo paradigma se les llama pioneros por desafiar el 'status quo' y la forma en que se han venido resolviendo los problemas.

Hoy día escuchamos con mucha frecuencia, 'lo único permanente es el cambio' y éste se da a tal velocidad que si no revisamos nuestras creencias, nuestros paradigmas, nos estamos arriesgando, en el mejor de los casos, a quedar paralizados.

Lo que impide que organizaciones con una excelente planteamiento de visión nunca la logren alcanzar, son sus propios paradigmas.

Lidere.org

Publicado por ALFRE306 el 28 de Febrero, 2010, 12:46 | Referencias (0)

Admite tus Faltas. Una simple historia que trata sobre la humildad…

  
Foto: Marc van der Aa
Por Dra. Esther Medina

Un hombre que tenía un grave problema de miopía se consideraba un experto en evaluación de arte. Un día visitó un museo con algunos amigos. Se le olvidaron los lentes en su casa y no podía ver los cuadros con claridad, pero eso no lo detuvo de ventilar sus fuertes opiniones.

Tan pronto entraron a la galería, comenzó a criticar las diferentes pinturas. Al detenerse ante lo que pensaba era un retrato de cuerpo entero, empezó a criticarlo. Con aire de superioridad dijo: 'El marco es completamente inadecuado para el cuadro.El hombre está vestido en una forma muy ordinaria y andrajosa. En realidad, el artista cometió un error imperdonable al seleccionar un sujeto tan vulgar y sucio para su retrato. Es una falta de respeto'.

El hombre siguió su parloteo sin parar hasta que su esposa logró llegar hasta él entre la multitud y lo apartó discretamente para decirle en voz baja: 'Querido, - estás mirando un espejo!!!'.

Muchas veces nuestras propias faltas, las cuales tardamos en reconocer y admitir, parecen muy grandes cuando las vemos en los demás. Debemos mirarnos en el espejo más a menudo, observar bien para detectarlas, y tener el valor moral de corregirlas; es más fácil de negarlas que reconocerlas.

Por eso es necesario hacer a un lado el orgullo pues solo con humildad podremos ver nuestros defectos y corregirlos. El que encubre sus faltas no prosperará, más el que las admite con humildad alcanzará misericordia y crecerá como persona.

Fuente: http://www.elmasacre.com

Gentileza, Pedro Pisani

Publicado por ALFRE306 el 20 de Febrero, 2010, 16:40 | Referencias (0)

Antes que ellos crezcan


  
Hay un periodo cuando los padres quedan huérfanos de sus hijos. Es que los niños crecen independientes de nosotros, como arboles murmurantes y pajaros imprudentes.

Crecen sin pedir permiso a la vida. Crecen con una estridencia alegre y, a veces, con alardeada arrogancia. Pero no crecen todos los días, de igual manera, crecen de repente.

Un día se sientan cerca de tí en la terraza y te dicen una frase con tal naturalidad que sientes que no puedes más ponerle pañales. Donde quedaron la placita de jugar en la arena, las fiestitas de cumpleaños con payasos y los juguetes preferidos?...

El niño crece en un ritual de obediencia orgánica y desobediencia civil. Ahora estás allí, en la puerta de la discoteca, esperando que él o ella no solo crezca, sino aparezca. Allí están muchos padres al volante, esperando que salgan zumbando sobre patines y cabellos largos y sueltos.

Allá estan nuestros hijos, entre hamburguesas y gaseosas en las esquinas, con el uniforme de su generación, e incómodas mochilas de moda en los hombros. Allí estamos, con los cabellos casi emblanquecidos.

Esos son los hijos que conseguimos generar y amar a pesar de los golpes, de los vientos, de las cosechas, de las noticias, y observando y aprendiendo con nuestros errores y aciertos. Principalmente con los errores que esperamos que no repitan.

Hay un periodo en que los padres van quedando un poco huerfanos de los propios hijos...Ya no los buscaremos más de las puertas de las discotecas y de las fiestas. Pasó el tiempo del piano, el ballet, el inglés, natacion y el karate. Salieron del asiento de atrás y pasaron al volante de sus propias vidas.

Deberíamos haber ido más junto a su cama al anochecer, para oir su alma respirando conversaciones y confidencias entre las sábanas de la infancia..Y a los adolescentes cubrecamas de aquellas piezas llenas de calcomanías, posters, agendas coloridas y discos ensordecedores.

No los llevamos suficientemente al cine, a los juegos, no les dimos suficientes hamburguesas y bebidas, no les compramos todos los helados y ropas que nos hubiera gustado comprarles. Ellos crecieron, sin que agotasemos con ellos todo nuestro afecto.

Al principio fueron al campo o fueron a la playa entre discusiones, galletitas, congestionamiento, navidades, pascuas, piscinas y amigos..Sí, había peleas dentro del auto, la pelea por la ventana , los pedidos de chicles y reclamos sin fin.

Después llegó el tiempo en que viajar con los padres comenzó a ser un esfuerzo, un sufrimiento, pues era imposible dejar el grupo de amigos y primeros amorios. Los padres quedaban exiliados de los hijos. 'Tenían la soledad que siempre desearon', pero de repente, morían de nostalgia de aquellas 'pestes'.

Llega el momento en que solo nos resta quedar mirando desde lejos, torciendo y rezando mucho (en ese tiempo, si nos habiamos olvidado, recordamos cómo rezar) para que escojan bien en la búsqueda de la felicidad, y que la conquisten del modo más completo posible.

El secreto es esperar.... En cualquier momento nos pueden dar nietos.El nieto es la hora del cariño ocioso y picardía no ejercida en los propios hijos, y que no puede morir con nosotros.

Por eso, los abuelos son tan desmesurados y distribuyen tan incontrolable cariño.

Los nietos son la última oportunidad de reeditar nuestro afecto. Así somos, solo aprendemos a ser hijos después que somos padres, solo aprendemos a ser padres después que somos abuelos....

Gentileza, Pedro Pisani

Publicado por ALFRE306 el 17 de Febrero, 2010, 9:59 | Referencias (0)

El amor está ligado a la autoestima

  
foto:Marc van der Aa
Hay personas que lo tienen todo en la vida para ser felices. Tienen familia, un buen trabajo, amigos, pero igual se sienten inseguras para enfrenar nuevos desafíos.

Esta falta de confianza en sí mismo es muy común y se debe a que la autoestima no está determinada por lo que somos, sino cómo llegamos a ser lo que somos.

Es producto de toda la historia personal. Y además, esta autoestima es frágil y requiere de un estímulo constante, tanto interno como externo -del entorno-, para que se mantenga firme.

La autoestima es subjetiva. Depende fundamentalmente lo que uno siente y piensa de sí mismo y de lo que uno cree que los otros sienten y piensan de uno.

Está relacionada con el mundo emocional, con nuestros valores y nuestros proyectos de vida. Depende de la capacidad de amarse y de amar; de querer y de sentirse querido.El amor está ligado a la autoestima.

Este sentimiento determinará la seguridad de ser capaces de desarrollar durante la vida. Se va construyendo desde que se nace, donde el cariño de los padres es fundamental para generar confianza y seguridad.

Luego la vida será una sucesión de tensiones, donde el afecto de quienes nos rodean es importantísimo para sentirnos con la fuerza suficiente para seguir adelante y aprender.



 Afortunadamente siempre es tiempo de amar a los demás, de cultivar este sentimiento, y así mejorar nuestra autoestima.

Gentileza, Adriana Morri

Publicado por ALFRE306 el 7 de Febrero, 2010, 12:30 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com