ANTORCHA
UN MENSAJE CRISTIANO Y ECUMENICO.....

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (211) Sindicar categoría
Derechos Humanos (32) Sindicar categoría
Diálogo interreligioso (7) Sindicar categoría
Familia y Sociedad (151) Sindicar categoría
Archivo
Junio 2017 (19)
Mayo 2017 (18)
Abril 2017 (15)
Marzo 2017 (27)
Febrero 2017 (26)
Enero 2017 (28)
Diciembre 2016 (31)
Noviembre 2016 (32)
Octubre 2016 (19)
Julio 2012 (2)
Mayo 2012 (2)
Marzo 2012 (1)
Febrero 2012 (2)
Enero 2012 (1)
Diciembre 2011 (1)
Octubre 2011 (1)
Septiembre 2011 (3)
Agosto 2011 (2)
Julio 2011 (3)
Mayo 2011 (4)
Abril 2011 (4)
Marzo 2011 (2)
Febrero 2011 (4)
Enero 2011 (5)
Diciembre 2010 (3)
Noviembre 2010 (4)
Octubre 2010 (5)
Septiembre 2010 (4)
Agosto 2010 (4)
Julio 2010 (3)
Junio 2010 (4)
Mayo 2010 (5)
Abril 2010 (5)
Marzo 2010 (4)
Febrero 2010 (4)
Enero 2010 (4)
Diciembre 2009 (6)
Noviembre 2009 (7)
Octubre 2009 (11)
Septiembre 2009 (15)
Agosto 2009 (19)
Abril 2009 (3)
Marzo 2009 (1)
Febrero 2009 (1)
Enero 2009 (6)
Diciembre 2008 (2)
Noviembre 2008 (5)
Octubre 2008 (4)
Septiembre 2008 (4)
Agosto 2008 (2)
Julio 2008 (4)
Junio 2008 (4)
Mayo 2008 (6)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
Blog DE FREDY
eGrupos
EL HERALDO
EL NUEVO RINCON DE FREDY
LA VIDA POSITIVA
MERCABÁ
MIRA VOS - VIDEOS
NOTICIAS DE LA NASA
Padre MARIO
PARA REFLEXIONAR
SAN ROQUE RCC - Mensajeros de la Paz
ZoomBlog
 

Octubre del 2008


El Internet evolutivo


NOTA ORIGINAL PUBLICADA EN LA REVISTA EL PLANETA URBANO, SECCION PLANETA-X

La ciencia a finales de los años ‘50 estableció que toda la materia física está formada por energía consciente, la cual es conocida como “éter” o energía etérea. La palabra éter significa “brillo” en griego y podríamos definir a este tipo de energía como la realidad fundamental de lo no visible. Estos reinos de lo sutil ya eran conocidos por las ciencias ancestrales y por los sabios de la antigüedad. Los trabajos de los filósofos griegos, como Pitágoras y Platón, mencionaban la existencia del “éter”, como también los antiguos escritos Vedas de la antigua India hablaban de este tipo de energía, la cual era llamada “Prana” o “Akasha”. En Oriente era conocido como “Chi” o “Ki” y se le atribuía una importante interacción con la salud del ser humano, especialmente en la acupuntura.

Los científicos contemporáneos tomaron conocimiento de las energías sutiles y, aunque no se vean, las aceptaron como parte primordial de la existencia. Hoy en día reciben nombres como “Materia oscura”, “Energía de punto cero”  y  “Campo cuántico”.

LA VERDADERA MATRIX
El científico padre de la física cuántica, Max Planck, fue el primero en utilizar el término “Matrix” para definir al campo de energía que sostiene a la realidad. En 1944 sostuvo que no existe la materia como tal, sino que sería ni más ni menos que una forma densa de la energía. Según la ciencia existen una serie de estructuras en el éter, las cuales organizan el flujo energético dándole forma de patrones específicos. Los Sólidos Platónicos (Tetraedro, Cubo, Octaedro, Dodecaedro e Icosaedro) serían esos patrones dentro del éter que organizan a la energía para darle formas determinadas a la realidad que vemos y tocamos. Los arqueólogos han encontrado estas formas, conformadas por figuras geométricas, en muchos y variados templos de diferentes culturas alrededor de todo el mundo.
La figura conocida como “La flor de la vida” era uno de los símbolos más importantes en la antigüedad y era la representación figurativa de estas verdaderas autopistas en las que la energía vital da forma a la materia de vida. Hasta el mismo Leonardo Da Vinci dedicó muchas horas de estudio a esta hermosa figura geométrica. Fueron los hombres de ciencia rusos los que comprendieron que la Flor de la vida era la estructura básica de la vida en cualquiera de sus formas de expresión. Más increíble aún, es que estudios realizados por físicos cuánticos en Rusia aseguraron que los Sólidos Platónicos son estructuras geométricas compuestas de “música cristalizada”, las cuales se ordenan naturalmente y adoptan sus características morfológicas en el éter cuando éstas pulsan en su frecuencia específica. Este era un secreto muy bien conocido por los grandes maestros de la música clásica, que en sus composiciones no solo se dedicaron a hacer melodías, sino que también creaban frecuencias que eran capaces de reordenar los patrones geométricos en el éter. Las propiedades armonizadoras de las obras maestras de la música clásica eran utilizadas para devolver a la realidad humana la perfección con la que había sido creada.
Otro punto importante a la hora de comprender la composición de la Matrix es que los Sólidos Platónicos son en sí mismos los 4 elementos: Tetraedro = Tierra, Cubo = Agua, Octaedro = Aire, Dodecaedro = Fuego y el Icosaedro sería la caja de contención, el éter.

LOS 4 ELEMENTOS DEL APOCALIPSIS
Así como la acción humana sobre el planeta fue creciendo en desarmonía, es decir, la tecnocracia irrumpió en el equilibrio de la Matrix, la Tierra paulatinamente fue desestabilizándose de su propia frecuencia. El hombre creó su propia Matrix y con ella una línea de tiempo que progresivamente se aleja de los patrones del tiempo de la creación original. Todo esto sucedió hace aproximadamente 13.000 años; y llegó el tiempo en el que, con el fin de un ciclo galáctico, el cosmos empiece a poner las cosas en su lugar. Si lo que el hombre hizo fue desestabilizar los elementos, serán los mismos elementos los que lo juzgarán. El Aire, la Tierra, el Fuego y el Agua -en la forma de desastres naturales- buscan, como anticuerpos, curar el cuerpo de la Tierra, enfermo por la acción antinatural del hombre.
El planeta comienza a responder a ciertas energías que provienen del Sol, astro regente que durante los últimos 50 años aumentó paulatinamente su intensidad, así como también sus ciclos de actividad. El éter comienza a llenarse de nuevos patrones de energía provenientes del Sol que, como sinfonías de Mozart, reordenan y armonizan los patrones que conforman la Matrix, realineando al planeta y a todos los seres vivos en la línea original de la creación.

LOS CANALES DE COMUNICACION DE LA MATRIX
La gran cuestión evolutiva es si el hombre mismo permitirá ser curado. Una nueva frecuencia arriba al planeta como si fuera un programa “antivirus” que limpiará nuestro software de tantos abusos y desviaciones de las leyes de la naturaleza. “Muchos serán llamados, pero pocos los elegidos” dijo Jesús. Pero nadie nos juzgará, más que nosotros mismos, ya que quien no decida sintonizarse con las nuevas frecuencias de energía difícilmente pueda pasar por la estrecha puerta que se abre hacia una nueva Tierra rejuvenecida y que solo aceptará a quienes estén dispuestos a vivir en armonía y envueltos en la más poderosa energía que existe: el amor.
El biofísico molecular ruso, Vladimir Poponin, de la Academia Rusa de Ciencias, descubrió que el ADN humano es como un Internet biológico superior en muchos aspectos al artificial. ¿Qué significa esto? Que nuestro ADN puede acceder a la Matrix y “bajar” los nuevos patrones energéticos que están transformando el planeta. Pero lo que Poponin también descubrió, es que aquellos que se encuentran sintonizados con estados de odio o miedo y que no expanden su conciencia, neutralizan inconscientemente su ADN, cerrándose a esta verdadera actualización del software biológico. Esto significa que todo aquel que se resista a cambiar su óptica de la vida, estará automarginándose de la experiencia evolutiva. Se cree que el ADN capta la información contenida en los patrones de energía consciente provenientes del Sol y los retransmite a nuestra propia conciencia.
El estrés, las preocupaciones o un intelecto hiperactivo también entorpecen la comunicación exitosa con la Matrix, o bien la información se distorsiona y se vuelve inútil.
Nuestras células, que vibran en armonía con los ciclos planetarios, buscan sincronizarse con el nuevo patrón de energía terrestre. Esto produce enormes cambios en nuestro comportamiento. Se aceleran nuestros ritmos biológicos, creando estados emocionales cada vez más intensos y alterando los patrones de comportamiento.
Las investigaciones de los rusos nos obligan a pensar que los seres vivos se comunican unos a otros en un proceso vía ADN y que en todo el Universo existirían redes de energía por intermedio de la cual fluiría la información. La naturaleza de este campo unificado es la que permitiría la existencia de la conciencia colectiva. De ser cierto esto, significaría que un cierto número de personas focalizadas en un mismo nivel de conciencia afectaría el nivel de conciencia del resto. Esto funcionaría tanto para bien como para mal.

LA MUSICA DE LAS ESFERAS
A pesar de que los gobiernos del mundo dan como único responsable al hombre como causa del calentamiento global, la NASA comienza a admitir que el Sol emite ondas de ultrasonido que son la causa fundamental de la alteración de las condiciones del “tiempo” en el espacio. Estas frecuencias en cuestión son 300 veces más altas que el punto mínimo audible por el oído humano, y los científicos que las estudian determinaron que estas ondas de ultrasonido son capaces de alterar la composición del universo físico. La antigua cosmología establecía ya en el Medioevo que a cada esfera planetaria le corresponde una nota diferente en la escala musical universal. Los tonos que estos cuerpos estelares emiten dependen de los radios de las diferentes órbitas, al igual que el grosor y la disposición de las cuerdas lo hace en un arpa y determinando sus diferentes tonos. Platón, Pitágoras, Pliny y Ptolemy antiguamente tenían conciencia de este conocimiento, mientras que Beethoven, Bach y Mozart lo utilizaron para crear sus armónicas piezas musicales. Lo relevante del caso es que, si la realidad está conformada por frecuencias, una elevación en las mismas por causa de incrementos energéticos cósmicos podría estar cambiando el estado existencial de la materia tal como la conocemos. Es decir, que el planeta podría pasar de una tercera dimensión hacia un cuarto estado. Esto involucra también a la vida. Todo aquel organismo viviente que logre elevar su propia frecuencia de existencia “pasará de grado”, mientras que aquellos que no lo logren se extinguirán. Ya muchas especies lo están haciendo por culpa de la interferencia que causa el hombre en las “autopistas” del éter. Las frecuencias electromagnéticas que nos permiten disfrutar de los programas de televisión y radio, como las ondas que nos permiten comunicarnos por telefonía celular, están utilizando la misma Matrix que utiliza la vida para establecer lo que se conoce como Biocomunicación. Si encontramos que las ballenas quedan encalladas en la costa debemos aceptar que es por nuestra culpa, ya que llenamos de interferencias sus canales naturales de orientación. Cada uno de nosotros es responsable de bloquear el flujo natural de las energías provenientes del cosmos.
El gran error de la Humanidad es creer que la evolución se consigue mediante el desarrollo tecnológico. El ser humano puede crear sintéticamente y externamente. Pero ese proceso externo no requiere el uso del amor, sino del conocimiento. Esto nos conduce irremediablemente -bajo leyes universales- al estancamiento evolutivo y al riesgo de extinción como especie. La limitación de los procesos externos es que se basan en lo racional y lentamente degradan el uso de los cuerpos emocionales y la espiritualidad, que son la única llave que abre el acceso a los estratos superiores de la existencia.

Web:
http://www.floweroflife.org/Spanish/index.htm

Por Brad Hunter

  

Publicado por ALFRE306 el 25 de Octubre, 2008, 17:33 | Referencias (0)

El amor, una ciencia evolutiva


  
NOTA ORIGINAL PUBLICADA EN LA REVISTA EL PLANETA URBANO, SECCION PLANETA-X

El autor y físico norteamericano David M. Jinks ha elaborado una impresionante teoría, expuesta en un revelador libro titulado +El mono y el tetraedro+. Jinks presenta un detallado análisis que revalida la información contenida en muchísimos textos espirituales, místicos y religiosos de la antigüedad. Su teoría une a la física cuántica con la poderosa energía del amor, para establecer una comunión que abriría las puertas de la evolución humana. Utilizando fundamentos puramente científicos, asegura que el amor es un flujo completamente libre y sin restricciones de información, que puede tomar la forma de palabras, pensamientos o pura energía.

En un mundo donde la aceptación incondicional del amor fuera la regla, la energía en todas sus formas fluiría coherentemente, sin ningún tipo de resistencia. El amor, descripto de esta manera, sería el estado ideal para la transmisión de la energía. Ahora consideremos este concepto en términos de grandes cambios planetarios, como los que transita la Tierra actualmente, y su relación con un periodo en el cual se podría presentar un gran salto evolutivo en la conciencia humana. En el punto más alto de uno de estos periodos en los cuales la transmisión de energía desde otras dimensiones crece considerablemente, cuando la geometría del sistema solar entero está perfectamente alineada para permitir el flujo de información procedente de dimensiones superiores hacia nuestra realidad, ¿qué sucede? Básicamente, que aquellos ecosistemas planetarios que estén en armonía natural se encontrarán 'dispuestos' a recibir sin resistencia el flujo energético que les llegue, y por lo tanto se verán positivamente transformados por éste, mientras que aquellos que opongan resistencia al nuevo patrón de vibraciones sufrirán una serie de consecuencias adversas como las que estamos experimentando actualmente en nuestro planeta.

Pues bien, a través de las predicciones de Jinks, estos periodos de máxima transferencia energética se dan como procesos cósmicos cíclicos y vienen a coincidir con aquellos momentos en los cuales se producen grandes convulsiones evolutivas en nuestro planeta, con extinciones en masa de ciertas especies y la aparición de otras. Lo más inquietante es que todos los datos parecen indicar que ahora nos encontramos inmersos en uno de esos momentos. Y, si colectivamente y como especie, el ser humano no acepta vivir en completa armonía y en estado de amor con su entorno, nos hallaríamos cercanos a nuestra propia extinción.

LOS LEGADOS ANCESTRALES

Estos grandes ciclos ya fueron descriptos con precisión por cosmogonías tan alejadas entre sí como la maya, la hindú o la de los indios Hopi norteamericanos, que coinciden en situar en la actualidad uno de estos periodos críticos para la evolución. Pero, más allá de toda especulación, existen pruebas contundentes que confirman la veracidad de este antiguo conocimiento. El mundo científico observa con total desconcierto cómo todo el Sistema Solar y nuestro propio ecosistema está siendo afectado por un proceso cósmico en el cual el ser humano y su acción desequilibrante sobre el medio ambiente no tienen nada que ver.

¿Qué podría significar todo esto? Básicamente, que un flujo de energía de origen desconocido no solo está penetrando en nuestro planeta, sino haciendo subir su patrón vibratorio y, con éste, el de todo lo que el planeta contiene, incluidos sus habitantes. El calentamiento global, el agujero de la capa de ozono y otros fenómenos climáticos serían los síntomas de que un flujo de energía-información está comenzando a transformar el Sistema Solar y, por ende, nuestro planeta. De nuestra capacidad para vibrar en armonía con él puede depender nuestra supervivencia o el que venga a sustituirnos una nueva especie que encaje mejor con el nuevo patrón energético y de realidad, en un nuevo ciclo evolutivo terrestre.
La ciencia finalmente comienza a comprender la existencia de un universo intangible que no puede ser estudiado con máquinas; un universo conformado por realidades superiores de la creación y que responde también a fuerzas superiores, como lo es la energía del amor.

EL PODER DEL AMOR

El amor puede generar efectos en nuestro mundo físico. El departamento de Biología Cuántica del Instituto Hearth Math, de California, realizó estudios que comprobaron que las emociones y los sentimientos humanos emiten ondas sinusoidales. ¿Qué significa esto? Que a cada emoción y sentimiento corresponde una longitud de onda sinusoidal específica y única. Estas respuestas podían, además, ser representadas por una computadora con formas tridimensionales tangibles. Esto tiene poderosas implicancias en lo que respecta a los antiguos conocimientos y legados que establecían cómo construir un mundo mejor mediante la utilización de la fuerza energética del amor.

El mundo científico, hasta ahora, ha tratado la realidad y las cosas que la componen, entre ellas el hombre, como aspectos separados entre sí, mientras que la nueva visión 'participativa' tiende a verla como algo abstraída de un flujo intangible e invisible, no compuesta por partes, sino que se trataría de una conexión inseparable. Bajo esta visión nosotros, en esta realidad 'participativa', somos al mismo tiempo el artista y la tela que pintamos. El amor, entonces, sería el elemento que permitiría que las energías creativas fluyan de tal forma que la pintura se convierta en una verdadera obra de arte y nosotros en genios de la pintura. En un 'Universo Participativo' tú y yo somos parte de la ecuación. Nosotros juntos creamos los eventos de nuestras vidas y también las experiencias de qué crear. Ambas cosas suceden al mismo tiempo. En otras palabras, somos artistas expresando nuestras más profundas esencias de vida humana en un misterioso tejido cuántico. La experiencia del libre albedrío nos permitiría elegir el rumbo que toma nuestra obra. Es decir, podemos tanto crear como destruir la creación misma. El amor sería la energía mejor aliada de la creación, mientras que el extremo opuesto sería el de la destrucción.

CO CREADORES DE LA REALIDAD

Debido al sistema de creencias de que los pensamientos y sentimientos 'no van a ninguna parte', las prevalecientes formas de pensamiento y los sentimientos de una naturaleza negativa están impactando negativamente en toda la Tierra. Estas formas negativas de expresión energética humana producen efectos adversos en todas las formas de vida por las frecuencias de intercambio de información de las cuales la mayoría de los humanos permanecemos inconscientes, pero que constantemente estamos produciendo. Esta verdadera 'barrera energética' que prevalece colectivamente en nuestro mundo está intercediendo con las nuevas frecuencias energéticas que están arribando y transformando a la Tierra y al Sistema Solar entero.

Bajo el conocimiento establecido por David M. Jinks, solo un estado de pensamiento y sentimiento positivo, armónico, guiado por la fuerza energética del amor, nos permitirá alcanzar el tan anhelado salto evolutivo de la existencia humana. Hasta que el hombre no comprenda que lo físico y lo no físico son manifestaciones de una misma cosa, no entenderemos totalmente la importancia de nuestro rol dentro de la creación. Somos entidades participativas con una fuerza muy poderosa: el amor; y tenemos una responsabilidad muy importante que es la de ser artistas y lienzo en esta obra de arte llamada Divina Creación.

Por Brad Hunter


Publicado por ALFRE306 el 18 de Octubre, 2008, 21:23 | Referencias (0)

Ricardo Gonzalez: El Caminante de los Reinos Ocultos


Uno de los pocos afortunados exploradores que lograron unir el reino invisible de lo sagrado con nuestro mundo profano.

NOTA ORIGINAL PUBLICADA EN LA REVISTA EL PLANETA URBANO, SECCION PLANETA-X

La existencia de un mundo subterráneo ocupado por seres altamente evolucionados, ha despertado por siempre la imaginación de los buscadores de los esquivos y mitológicos reinos perdidos. ¿Podrían hallarse en los retiros ocultos la verdadera historia del planeta Tierra?

Ricardo González es uno de los pocos afortunados exploradores que lograron unir el reino invisible de lo sagrado con nuestro mundo profano. Su cruzada espiritual lo llevó por 30 países en los cuales recorrió parajes tan remotos como bellos y entre los que se encuentran el Lago Titicaca en Bolivia, la selva del Roncador en Brasil, la Cueva de los Tayos en Ecuador, el Monte Shasta en California, la mítica Paititi en la selva peruana, la meseta de Somuncurá en la Patagonia, y las más fascinantes ciudades remanentes de culturas desaparecidas en Egipto, México y otros centros arqueológicos del planeta. En cada uno de estos enclaves estratégicos, logró un acercamiento con una realidad propia de otros mundos, pero que en este caso no fluía desde estrellas lejanas, sino de zonas inexploradas en nuestro propio planeta.

¿Qué se pudo aprender o descubrir a lo largo de estos años de trabajo?

Principalmente la comprobación de que otros seres inteligentes existen en el universo, y también que, desde hace miles de años, se encuentran de alguna forma involucrados en nuestra evolución. Descubrimos, además, la existencia de seres intraterrestres, quienes actúan como guardianes y vigilantes del planeta, protegiendo en sus bases secretas lo que ellos denominan “la clave de los tiempos”. Es decir, la verdadera historia de la Tierra, lo que fue, es y será. Los lugares donde ellos se encuentran son conocidos como Retiros Interiores. La experiencia con los intraterrestres, quienes constituyen una comunidad de luz llamada “Hermandad Blanca”, ha sido lo más revelador que hemos afrontado. Recientemente acabamos de llevar a cabo uno de estos viajes, a uno de los lugares más misteriosos e importantes de la historia perdida del planeta: el desierto de Gobi, en Mongolia en Asia. El viaje que hicimos a Gobi precisamente nos acercó más a ellos.

¿Qué significó el viaje a Gobi?

El viaje, sin duda, fue más que importante, por cuanto llegamos al sitio en el que hace miles de años se estableció aquella Hermandad Blanca. Hablamos de los orígenes de la legendaria Shambhala, el reino mítico que según la tradición del Budismo Tibetano se halla oculto en algún lugar “más allá de los picos nevados del Himalaya”, y que también es mencionado en varios textos antiguos, incluido el Tantra Kalachakra y ancestrales escritos de la cultura Zhang Zhung. En el lenguaje sánscrito “Shambhala” significa “lugar de paz, de tranquilidad”, denominación apropiada para la labor de sembrar la semilla de la luz en la Tierra. Y esa es su misión. En el Kalachakra, por ejemplo, se habla de una sociedad de habitantes iluminados que habitan allí. Así que te podrás imaginar que nuestro viaje no fue la aventura de un puñado de almas que intentaban entrar en ese reino secreto; en realidad fue un paso colectivo, espiritual, en el que muchas fuerzas fueron activadas y nos permitió acceder a un conocimiento resguardado desde hace miles de años que se relaciona a épocas trascendentales en la historia de la humanidad. En suma, llegar a Gobi en representación de todos, y del proceso que hemos vivido, significaba un gran paso o “test evolutivo” para cada uno. Una instancia en donde deberíamos dar un verdadero salto de conciencia.

¿Nos podrías ampliar lo que representa Shambhala y cuál es el origen de la Hermandad Blanca?

La Hermandad Blanca está compuesta por Maestros de origen cósmico, quienes fueron los fundadores de Shambhala en la Tierra para polarizar la pugna de fuerzas que se había establecido en nuestro mundo. Más tarde, aquellos seres extendieron su radio de acción no sólo en el desierto de Gobi (donde arribaron originalmente) o los Himalayas, sino también en América del Sur, donde se halla un verdadero laberinto de túneles que conduce a fantásticas ciudades intraterrenas. Aunque suene increíble, aquellos seres han estado entre nosotros todo este tiempo. A lo largo de la historia, han venido inspirando a diversos hombres y mujeres de todas las latitudes del mundo. Trabajan en silencio. Sólo se les puede encontrar en sus esquivas moradas subterráneas. Pero desde allí han orientado de alguna forma la misión personal de muchas almas. Shambhala representa tomar conciencia, despertar, y transformarnos no en “guerreros de la luz”, sino en “embajadores de paz”.

¿Con qué propósito han procurado conectarnos?

Hoy más que nunca, la humanidad está llamada a integrarse a una importante cruzada espiritual que involucra modificar el futuro planetario sobre la base de la fuerza más poderosa que existe en el Universo: el amor. En síntesis, ese es el mensaje. Y por ello la Hermandad Blanca se encuentra activa, iniciando a los caminantes en aquel sendero.

Muchos apuntan a Sudamérica como un polo espiritual que despierta significado en importancia para el presente y futuro, lo que representó Oriente como faro místico y de espiritualidad en el pasado ¿Cuál es tu opinión?

Sabemos que actualmente los centros de poder de Oriente se encuentran en un estado de “sueño” o pasividad. Es como si aquellas antiguas tierras del mundo le estuviesen entregando la “posta espiritual” a América, un hecho que los propios lamas y maestros de toda Asia conocen. Incluso, científicamente hablando, el desplazamiento del denominado “electro chorro ecuatorial” (corrientes electromagnéticas que fluyen en la ionósfera) se ha venido desplazando de una forma impresionante hacia el sur, hasta comprometer zonas consideradas sagradas como Cusco y el Lago Titicaca. Es como si la misma energía del planeta estuviese conspirando para algún evento importante en esta región. No tengo duda de ello. El futuro empezará desde aquí…

¿Cuál de las enseñanzas que adquiriste se podría considerar fundamental para afrontar los difíciles momentos que le esperan a la Humanidad, como por ejemplo el desafío de los cambios climáticos?

De acuerdo a lo que se nos ha dicho, este “Universo Material” en el cual nos hallamos fue creado por una realidad “no física”. Esa otra realidad, es mental, un “lugar” o “estado” —si se puede emplear estos términos— en donde la luz es semejante en naturaleza a un pensamiento humano. Actualmente, este conocimiento está siendo estudiado y presentado por la Física Cuántica. Lo importante de ello es que nos demuestra que con una actitud positiva y el pensamiento correcto, orientados a cambiar no sólo nuestra propia realidad, sino la del entorno, se podría afectar la situación del mundo a una escala impensable para muchos. Es decir, la aplicación poderosa de nuestra propia mente, siguiendo el mismísimo patrón de la creación del Universo, es capaz de hacer cosas que consideraríamos “milagrosas” o “mágicas”. Así que una actitud mental positiva sería la clave en un Universo creado desde una realidad mental. Por esta razón ellos nos recordaron que el ser humano puede “crear lo que cree”, afectando el curso de los acontecimientos mundiales a través del ejercicio de esa mentalidad en alta vibración. Pienso que tenemos la posibilidad de transitar este período de transformación terrestre de una forma menos traumática, acompañando conscientemente al planeta en su renacimiento.

¿Estás diciendo que las “concecuencias climáticas” pueden atenuarse o cambiarse…

A medida que vamos transitando el presente y en base a la manera en que lo hacemos, vamos determinando el carácter del futuro que nos tocará como consecuencia de dichas acciones. Esto nos indica que debemos ser responsables de todo lo que hacemos y pensamos. El mensaje es que si realmente queremos atenuar o cambiar todo lo profetizado, no solamente lo relacionado al clima, debemos actuar con amor y con conciencia. La probable catástrofe climática es casi seguro que es parte de un proceso galáctico que, aunque suene un poco terrible, no podremos evitar totalmente; antiguas culturas dejaron señales de advertencia sobre ello. Por ejemplo, mediante la disposición de templos como es en el caso de Egipto, muchas de sus construcciones apuntan y marcan a determinados complejos estelares y a su ubicación más de 10.000 años atrás. Lo peculiar del caso es que dichas alineaciones estelares volverán a presentarse en poco tiempo nuevamente como una advertencia a que dichos ciclos que terminaron con una glaciación, hace cerca de 10.300 años, están nuevamente en proceso, y que podrían manifestarse alrededor del 2012. En nuestra expedición al desierto de Gobi recibimos lo mismo en relación al futuro de la Tierra y los grandes cambios que vienen, donde nosotros asumiremos un papel decisivo en medio de esa transformación. Es decir, terminar de tomar conciencia de lo que está pasando en el planeta, y que estamos por vivir un gran salto y transformación. Ciertamente debemos prepararnos. Antes de llegar a 2012 muchas cosas se acelerarán y tenemos que estar preparados para afrontar algunos procesos y modificar otros.

Hablando de preparación y responsabilidades del ser humano ¿Cuál es el papel que la raza humana debe desempeñar en la obra de la creación?

Aunque a muchos les parezca difícil de comprender, el ser humano está aquí para sellar un camino y abrir una puerta evolutiva a toda la creación. En definitiva, algo muy profundo y espiritual. Cuando el ser humano sea capaz de encontrarse consigo mismo habrá hallado la llave y el camino que lo conducirá a la entrega de la Alianza Universal, del equilibrio cósmico. Los mismos guías y maestros, a quienes pudimos conocer físicamente, nos dijeron: “No hay ascensión sin compromiso, y el compromiso se logra cuando el caminante descubre en él, en su propio corazón, el polvo del camino que transitaba, reconociéndose como parte de un todo y al mismo tiempo como otro grano de arena en un desierto inmenso de probabilidades. El compromiso es recordar quiénes somos, y trabajar por ello, en su perfecto orden de evolución, en base a nuestra historia personal, colectiva, así como planetaria e inclusive cósmica”.

Aún estamos a tiempo para lograr esto…

Por Brad Hunter / Fotos: Roberto Villamil

Publicado por ALFRE306 el 11 de Octubre, 2008, 17:18 | Referencias (0)

¿Apocalipsis ahora?



  
Giorgio Bongiovanni

Apocalipsis proviene de una palabra griega que significa “revelación”. En el Nuevo Testamento, el libro del Apocalipsis de San Juan es considerado el único texto bíblico de carácter profético. El Apocalipsis fue siempre asociado al final de los tiempos y a un tipo de escenario que parecía solo posible en películas y que nadie desearía tener que vivir. Lamentablemente el Apocalipsis tan temido comienza a materializarse en la realidad nuestra de cada día. Prominentes científicos reunidos tardíamente por distintos organismos internacionales, diagnostican de modo unánime dramáticas consecuencias para los años por venir. Mientras todo parece estar perdido, entrevistamos a Giorgio Bongiovanni, estigmatizado y un verdadero profeta de estos tiempos de revelaciones, con la esperanza de unir la realidad con las profecías reveladas en el Apocalipsis bíblico.

EL APOCALIPSIS Y LA REVELACION
El contenido de los mensajes que usted presenta en sus distintas conferencias y libros es muy similar a lo que se expresa en textos proféticos que nos hablan de la proximidad del Apocalipsis. ¿Las profecías inexorablemente se cumplirán?
Las llamadas profecías son en sí mismas advertencias y las mismas se cumplirán solo si la humanidad no hace nada para revertirlas. Es decir, si no se revierte el actual curso de la humanidad inexorablemente le daremos validez a dichos textos proféticos. Utilizando un lenguaje evangélico, llegó el momento en el cual la humanidad tiene que arrepentirse, redimirse y pedir perdón al Creador por todo el mal que le ha provocado a la madre Tierra y a toda forma de vida que aquí se desarrolla. Desgraciadamente muchas de estas profecías ya se están cumpliendo y el tiempo para tomar conciencia se está terminando. Pero aún podemos aliviar este innecesario sufrimiento.

¿Cómo interpreta usted el término “Jinetes” utilizado en el Apocalipsis bíblico?
Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis son, sin lugar a dudas, los 4 elementos: Tierra, Aire, Fuego y Agua, los que como anticuerpos planetarios comienzan a purificar la enfermedad planetaria llamada hombre. Terremotos, tsunamis, huracanes, inundaciones y el calentamiento global, entre otros, comienzan a sentenciar los horrores que la humanidad cometió contra el orden de la creación. El ser humano que nació concebido como co-creador de la obra de Dios, se comporta actualmente como un depredador de aquello que Dios le puso a su disposición para desarrollar su potencial de amor, compasión y preservación de todo lo manifestado. El hombre está poco a poco matándose a sí mismo. Nosotros no estamos en la Tierra, somos parte de la Tierra y de lo creado.

¿Qué es o quién es el Anticristo?
El Anticristo es todo aquello opuesto al Cristo. Si fundamentalmente el Cristo es amor y ello incluye amor por todo lo manifestado, el Anticristo es odio; y ese odio toma forma en toda la invención humana que destruye la creación y que aleja al ser humano de su estado más puro, que es justamente el del amor. El sistema perverso de la economía descontrolada, la marginación social, la pobreza, la industria armamentista, el hambre, las guerras, la depredación ambiental, el apego a la materia, el abandono de las formas de espiritualidad; todo esto es parte del Anticristo.

Todas las profecías y antiguos textos religiosos nos hablan de señales en el cielo. ¿Qué es lo que se manifestará, cómo y cuándo?
Hay que prepararnos para un evento extraordinario. En realidad son dos eventos en uno, que ya están comenzando a manifestarse. Los ángeles de ayer son los extraterrestres de hoy. Estos seres de luz se están dejando ver en los cielos de todas las ciudades del mundo. El amor no impone, ofrece, y es por esto que a pesar de que su misión está motivada por el amor y el servicio al Cristo, no deciden intervenir. Ellos respetan nuestro libre desarrollo como especie. Nuestros desaciertos son desgraciadamente nuestra propia elección como curso evolutivo. Ellos lentamente se están mostrando como parte de un futuro contacto entre estas civilizaciones de amor y la humanidad. Esto será la señal que anunciará el evento Crístico, la segunda venida de Jesús, la cual, como figura en el Apocalipsis, se dará en tiempos de caos y de grandes eventos de purificación planetaria. Unos días antes que el Katrina asolara Nueva Orleans, Steve Burns, un americano, filmó una increíble cruz en el cielo de Florida, formada por 7 extraños objetos voladores, justo en uno de los sitios por los que avanzó el huracán. Estos eventos, al igual que las muchas manifestaciones masivas de más de 100 objetos que frecuentan verse en muchos lugares del mundo, serían de una gran utilidad para el despertar de la conciencia de la gente, si no fuera que los grandes conglomerados de noticias hacen todo lo posible para que estas expresiones no lleguen a conocimiento público. Estas apariciones, al igual que las tremendas explosiones solares sin precedentes que están sucediendo y otros fenómenos celestes, son lo que los textos bíblicos llaman “señales en el cielo”.

No todos en este mundo viven equivocados y retroalimentando a este sistema apocalíptico. ¿Debe pagar la humanidad entera un alto precio por las decisiones equivocadas de unos pocos? ¿Cuál es su opinión al respecto?
Como acabo de expresar, existe una gran manipulación de la opinión pública. Este es el principal motivo por el cual la gente vive desorientada y ajena de las advertencias celestes y del potencial peligro al que se enfrenta la humanidad entera. Las personas están perdidas y disgregadas, siguen corriendo detrás de falsos ideales impuestos por estos poderes. Una de las tareas primordiales en estos últimos tiempos es informar la verdad con la finalidad de acelerar la toma de conciencia y que los hombres logren reorientar sus vidas hacia los verdaderos objetivos de la evolución y no delegar más el poder en quienes los manipulan y engañan. Pero también existe una triste verdad: las personas poco hacen por ayudar a su semejante, no actúan en servicio del prójimo y su ambición los lleva a consumir más de lo que necesitan realmente. Hay una parte de responsabilidad que nos toca a cada uno de nosotros. Todos somos víctimas, pero también todos somos victimarios de alguna manera. La gran mayoría de nosotros aceptamos vivir apáticamente, creyendo que nada podemos hacer por cambiar la realidad del mundo. Dominadores y dominados, que no han hecho mucho para dejar de serlo, vivirán por igual las consecuencias de haber dejado avanzar hasta este punto la actual situación planetaria.

Muchos expertos opinan que los cambios climáticos son parte de un ciclo natural cósmico que se da cada 26.000 años aproximadamente, ¿coincide?
La creación tiene sus leyes y los cambios que vivimos son parte de grandes ciclos evolutivos del Universo. El problema es que el hombre, con su accionar regresivo y depredador, va en contra de estas leyes de la naturaleza, impidiendo que estos cambios se efectúen tal como el Creador y su orden lo programa. Toda consecuencia será equivalente en intensidad a la causa que la generó. Vivimos una etapa evolutiva dual, en la cual existen opciones en el camino que elegimos seguir, pero si elegimos el camino equivocado éste nos conducirá a un precipicio. Un solo camino nos permitirá seguir adelante en la evolución. Parece que elegimos el equivocado y estamos cerca del precipicio, pero todavía tenemos la oportunidad de alcanzar un retome que nos puede depositar en el camino correcto. El Apocalipsis es una visión profética del futuro, una advertencia que, al parecer, debe ser revertida antes del fin de este ciclo de 26.000 años que culmina en 2012. El 2012 parece ser el tiempo límite que la humanidad tiene ante sí para revertir su actual curso. Después del 2012 la humanidad recogerá el fruto de su siembra. El planeta indefectiblemente sufrirá un redimensionamiento hacia otra escala superior de evolución. El ser humano como especie tiene la oportunidad única de evolucionar junto con la Tierra. Está en nuestro libre albedrío cumplir o no con este designio divino.

Agradecimientos: Revista Planeta Urbano-Sección Planeta-x

Por Brad Hunter / Fotos: Roberto Villamil


Publicado por ALFRE306 el 5 de Octubre, 2008, 18:36 | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com